Cartas ejemplares contra el machismo

Antonio Gamoneda junto al editor, Héctor Escobar, la escritora Marifé Santiago y Miguel Ángel Estrada. Foto: MARCIANO PÉREZ / Diario de León.

Antonio Gamoneda junto al editor, Héctor Escobar, la escritora Marifé Santiago y Miguel Ángel Estrada. Foto: MARCIANO PÉREZ / Diario de León.

Cartas ejemplares contra el machismo

Antonio Gamoneda y Marifé Santiago presentan en León el libro epistolar ‘Quiero ser una caja de música’

Por ANA GAITERO
(Publicado en la última página de Diario de León, el 20-12-2016)

Cierto día en que paseban por Segovia Blas Zambrano, un hombre progresista para su tiempo, y su pequeña hija María, la niña le dijo: «Yo quiero ser caballero templario». Su padre le respondió que una niña no podía ser caballero. Otro día quiso convertirse en caja de música porque le regalaron una y le pareció muy hermosa. «Una niña no puede ser caja de música», le repitieron.

María Zambrano llegó a ser filósofa y la fundadora de la corriente de la razón poética. Ya mayor, evocaba la anécdota «con dolor, pensó que ser mujer era ser cosas que otros deciden», recordaba ayer la escritora Marifé Santiago en la presentación del libro ‘Quiero ser una caja de música. Violencias machistas en la juventud adolescente’ en el colegio Agustinas de León. Un trabajo inspirado y apoyado por el Fondo Internacional de las Artes (Fiart) en el que diez creadores y creadoras, empezando por Antonio Gamoneda, escriben cartas a adolescentes respondidas por 175 estudiantes de toda España con el propósito de reflexionar sobre las violencias machistas. Porque «pegar no es solamente dar una bofetada, es la humillación y toda la violencia sutil que incluyen los micromachismos», resaltó Santiago.

Para que fuera «algo útil» le dieron la palabra a los adolescentes, subrayó la coordinadora de esta publicación que ha sacado adelante la editorial leonesa Eolas, bajo la dirección de Héctor Escobar. Seleccionaron 41 «cartas ejemplares» y ahora el trabajo se expande por los centros de secundaria que han decidido tomarlo como material didáctico de sensibilización. Ayer en el colegio Agustinas de León tuvieron la ocasión de compartir el diálogo epistolar con Marifé Santiago.

Tan ejemplar ha sido alguna carta que en un instituto una joven se levantó y confesó: «Eso me está pasando a mí». Entonces sus compañeros le abrazaron y se prestaron a apoyarla ante su familia y frente el agresor. Como debería ser en la sociedad hasta que «llegue un tiempo en que la violencia machista sea algo tan remoto como el canibalismo en Atapuerca», dijo Santiago. La escritora animó a «decir no a toda violencia sin tener miedo a excederse». Se trata, agregó, de que «ninguna mujer se sienta sola» y de que todos «nos sintamos responsables».

El poeta y premio Cervantes Antonio Gamoneda remarcó la cuota de culpa que los adultos tienen sobre el mundo que han heredado los jóvenes. En su opinión «la violencia machista es la única respuesta que conocen al mundo que les hemos entregado». Desde esta reflexión, instó a que «la primera carta a jugar sea la de la ejemplaridad», «una norma que no hace falta que esté escrita para esos que van a heredar nuestro mundo malformado». Finalmente anotó que la violencia masculina es la predominante, «pero no la única violencia».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s