* Artículos en prensa y revistas

Gamoneda conmemora León como Cuna del Parlamentarismo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Enseñas y pendones para conmemorar León como Cuna del Parlamentarismo

Publicado en ileon.com el 22/04/2017

Pendones y enseñas de los antiguos concejos leoneses se han reunido este sábado en la plaza San Isidoro en un acto de homenaje al viejo reino de León como Cuna del Parlamentarismo.

Antonio Gamoneda, premio Cervantes de Literatura, ha intervenido en este acto, en el que se ha realizado una lectura de los ‘Decreta’ de 1188, donde se halla la referencia al sistema parlamentario europeo más antiguo, documento que forma parte de la ‘Memoria del Mundo’ de la UNESCO, institución que otorgó a León en 2013 el título de ‘Cuna del Parlamentarismo’.

Los ‘Decreta’ corresponden a la celebración de la Curia Regia, en el reinado de Alfonso IX de León, cuando los representantes elegidos por el pueblo participaron por primera vez, tomando decisiones del más alto nivel, junto con el rey, la iglesia y la nobleza.

El acto, dirigido a resaltar esta aportación trascendental al parlamentarismo moderno ha sido apoyado por multitud de intelectuales. Además de Gamoneda, están también José María Merino y Juan Pedro Aparicio, y otros muchos como son los casos de Juan Carlos Mestre o Antonio Colinas.

(más…)

Entrevista con Gamoneda en el diario ecuatoriano “El Universo”

En Quito, Antonio Gamoneda recibió el premio Poeta de Dos Hemisferios. Fotografía: Alfredo Cárdenas / El Universo.

Antonio Gamoneda: La poesía está activa, vigente y creadora

Publicado en el diario ecuatoriano El Universo, el sábado, 22 de abril, 2017

Quito.— En 2006 se alzó con el Premio Cervantes, pero desde mucho antes ya era considerado referente de la lírica hispana. Antonio Gamoneda (España, 1931) fue parte de los 40 poetas, de 9 países de América Latina y Europa, que asistieron recientemente al IX Encuentro Internacional de Poesía Paralelo 0, que se desarrolló en varias ciudades del Ecuador.

—Cómo estuvo el Encuentro Internacional de Poesía?
—No solo este encuentro, todos aquellos que reúnen, por así decirlo, a creadores de una misma lengua y también de otras lenguas por qué no, tienen una proyección hacia adentro del grupo reunido, que es el conocimiento recíproco que hay entre los participantes, no solo personal sino el que viene de las respectivas maneras de entender la poesía.

—También recibió el premio Dos Hemisferios
—Es un honor, lo agradezco y claro que tiene para mí su cuota de vanidad y su importancia en lo que concierne a la difusión de mis escritos.

(más…)

Gamoneda en la revista FronteraD

...

Gamoneda interior. El paso al verso verdadero

Por PEDRO G. CUETO 
Publicado el 03-03-2017 en fronterad.com

Antonio Gamoneda canta y lo hace así, con el verso hondo y claro, como dijo Miguel Casado en su artículo publicado en La República de las Letras en el número de noviembre y diciembre del 2007, titulado ‘En el espacio de la poesía moderna’: “Pero la escritura transparente también es un modo de desvelamiento, no sólo formal, sino de lo que subyace; la escritura transparente revela lo que está debajo”.

Y es la escritura transparente la que enuncia el poema de Gamoneda, ese verso claro y diáfano, casi cristalino que abre sus ventanas a un eco amoroso.

Como dice Miguel Casado en el artículo citado, la escritura transparente hace visible aquello que trasparece, lo que está debajo.

Su canto a la madre es una muestra de afecto, como cuando el poeta dice en ‘Hablo con mi madre’: “Mamá: quiero olvidar todas las cosas / en el final de mi respiración que canta”.

Si la escritura es transparente todo lo que canta se revela, tiene destellos, halos de luminosidad.

Pero Gamoneda sabe que decir la verdad en el verso es callar también porque:

“Sé que el único canto / la única poesía / es la que calla y aún ama este mundo”.

(más…)

“Gamoneda, entre poesía y crítica”, una entrevista de Letzira Sevilla Bolaños desde Nicaragua (2017)

Gamoneda, con su esposa Ángeles Lanza, durante el carnaval poético realizado el miércoles en Granada. © Foto: Letzira Sevilla Bolaños.

Gamoneda, con su esposa Ángeles Lanza, durante el carnaval poético realizado el miércoles en Granada (Nicaragua). © Foto: Letzira Sevilla Bolaños.

Gamoneda, entre poesía y crítica

Antonio Gamoneda. El poeta español llegó a Nicaragua invitado a formar parte del XIII Festival Internacional de Poesía de Granada, en el que se congregaron 106 escritores de diversas partes del mundo.

Por LETZIRA SEVILLA BOLAÑOS
Publicado en El Nuevo Diario (Nicaragua), el 19 de febrero de 2017

Antonio Gamoneda  hace un alto en la efervescente noche granadina agitada por las disertaciones sobre la poesía caribeña en el XIII Festival Internacional de Poesía de Granada, para conversar a pesar del cansancio del día. El poeta español de 85 años llegó a Nicaragua junto con 106 escritores de diversas partes del mundo para homenajear a Manolo Cuadra y saludar la obra de Roque Dalton.

Gamoneda, hijo de un poeta modernista al que solo alcanzó conocer por medio del único libro que escribió, pues murió cuando él no tenía un año, es de los más laureados de este Festival y también de los más conocidos por su prolífera obra: 18 libros de poesía,  una treintena de ensayos, antologado en al menos 13 ediciones y traducido a varios idiomas, con mayor predominio del francés.

La genialidad del poeta Gamoneda ha sido reconocida no solo por los mejores críticos literarios contemporáneos, sino por más de una decena de galardones de diversas instituciones a lo largo de su vida, sin embargo, fue en el año 2006 que alcanzó los dos premios más importantes: el Reina Sofía y el Cervantes, con lo que solo le falta el Nobel para estar en lo más alto del pódium.

¿Qué recuerdos de infancia marcan su obra poética?

Hay dos circunstancias, una es biográfica y la otra es de la historia negra de España, que permanecen en mi conciencia, en mis sentimientos y en mi escritura. La biográfica es que aprendí a leer solo, porque había estallado la Guerra Civil Española y las escuelas estaban cerradas por la represión de los militares sobre el magisterio, pero a mis 5 años quería aprender a leer. Había llegado a la ciudad de León en España, aunque nací en Asturias. Mi madre quedó viuda cuando yo no tenía ni un año y a los dos años estalló la guerra. En mi casa solo había un libro y en él aprendí a leer. Ese libro no me dio solo las claves de la lectura sino mucho más porque descubrí en él  la naturaleza de un lenguaje distinto al que se utiliza para la vida coloquial, tenía otras virtudes rítmicas, ese único libro que trajo mi pobre madre había sido escrito por mi padre y eso me marcó mucho.

En cuanto a la historia negra de España empecé a ser consciente de la vida en mis primeros cinco años cuando estalló la guerra espantosa que dejó 1 millón de muertos. Para un chiquillo, incluso para los mayores, el horror se convirtió en una cosa de todos los días.

(más…)

Poetas del mundo entierran el odio y la violencia en el Festival de Poesía de Nicaragua (2017)

El poeta Antonio Gamoneda, participando en uno de los recitales. Foto: EFE/END.

El poeta Antonio Gamoneda, participando en uno de los recitales. Foto: EFE/END.

Poetas del mundo entierran el odio y la violencia en Festival de Nicaragua

El evento se inició el pasado 12 de febrero con la participación de 91 poetas de 50 países

Noticia publicada en elnuevodiario.com.ni

Cientos de artistas y poetas desfilaron hoy por la calles de la ciudad colonial de Granada, de Nicaragua, en un “carnaval poético”, como parte del XIII Festival Internacional de Poesía que se celebra anualmente en este país centroamericano.

La caravana de disfrazados con trajes coloridos, brillantes, sombreros y máscaras, bailaban al ritmo de música filarmónica, mientras seguían a un carruaje fúnebre halado por caballos que conducía hacia el “entierro del odio y la violencia en el mundo”, tema de esta edición del festival.

Entre la algarabía de la música y el tradicional estallido de cohetes, las personas se detenían en cada esquina del recorrido para que poetas de todo el mundo leyeran de forma breve sus creaciones literarias, en una carroza adornada con flores.

Los turistas nacionales y extranjeros se acercaban a fotografiar el movimiento de varios grupos de danza que se mezclaban con las demás representaciones folclóricas y tradicionales del país. El escritor y poeta Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931), ganador del Premio Cervantes en 2006, siguió el recorrido en un carruaje, mientras lo acompañaba por momentos la escritora nicaragüense Gioconda Belli.

(más…)

“Nesciencia” / Francisco Calvo Serraller reseña “La prisión transparente” en El País (2017)

Antonio Gamoneda posa en 2012. Fotografía: SAMUEL SÁNCHEZ / El País.

Antonio Gamoneda posa en 2012. Fotografía: SAMUEL SÁNCHEZ / El País.

EXTRAVÍOS

Nesciencia

En su último libro ‘La prisión transparente’ Antonio Gamoneda roe el hueso de lo existencial

Por FRANCISCO CALVO SERRALLER
Publicado en el diario El País, el 14 de febrero de 2017

En su recientemente publicado libro de poemas con el título La prisión transparente (Vaso Roto), Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) se entrega a esa extrema sabiduría invernal del no saber, un ascético ejercicio de despojamiento de todo lo circunstancial y aleatorio, quizás en busca del puro hueso de lo existencial. En este sentido, la prisión transparente es una especie de cárcel del espíritu que se retrae y recoge. La concisa fórmula elegida por este poeta como letanía verbal es un “no sé”, pero que se repite gráficamente en forma vertical, aunque, no pocas veces, en diagonal, lo que produce un efecto visual escalonado, siempre quedando en el aire lo que cada peldaño tiene de ascenso y descenso. Me parece muy importante la incertidumbre de esta conjugación interlineal tan sucinta por lo que tiene de escansión rítmica, que anima esta reflexión extrema sobre lo despojado, y por lo que este intervalo genera de distanciamiento entre la negación y la sapiencia, produciendo de esta manera un mutuo desequilibrio entre ambos términos. Se enclava esta “negación de la negación”, a mi modo de entender, en la médula histórica de la mejor poesía española, entre Juan de la Cruz y Quevedo, ambos ardientes prisioneros de sí mismos en pos de liberadora humillación, que es el retorno a la tierra, lo original del origen.

(más…)

“La máscara de Antonio Gamoneda”, por José María Zonta

José María Zonta entregando a Antonio Gamoneda la máscara indígena maleku de Costa Rica.

José María Zonta entregando a Antonio Gamoneda la máscara indígena maleku de Costa Rica.

La máscara de Antonio Gamoneda

Antonio Gamoneda, Premio Cervantes 2006, estará leyendo sus poemas en la Plaza de los Leones en la apertura del Festival Internacional de Poesía de Granada.

Por JOSÉ MARÍA ZONTA
Artículo publicado en las páginas de Cultura del diario nicaraguense La Prensa

El hombre que escribió “durante un instante me visitó un crepúsculo cuya profundidad no me pertenece”, me escribe para pedirme que le lleve una máscara de Costa Rica para su colección.

Imagino que en su salón de máscaras la costarricense figurará entre la Máscara de Agamenón y la de Nefertiti.

La pregunta que salta, como la rana de Basho, es… ¿de qué hablan sus máscaras durante los viajes de Antonio? ¿Quiénes usan las máscaras de Antonio para no ser reconocidos en las calles de León? ¿Acaso sus poemas?

El punto es que no podía llevarle a Antonio una de esas máscaras hechas en serie, para impresionar turistas. Así que viajé a la Reserva Indígena en Guatuso, al Palenque Tonjibe, para hablar con Wuayra, la última talladora de máscaras de madera balsa de la tribu Maleku. Wuayra tiene manos de tormenta que habla con los modales de la brisa.

Su edad es una llanura en la que todavía galopan manadas de venados. Wuayra se acordó de cuando anduve por ahí cámara al hombro filmando un documental.

Cuando le dije que sí, que pedí permiso al dios Nharíne Cha Cónhe antes de cruzar el río Pataste y entrar al Palenque, se tranquilizó y me ofreció chicha.

—¿Qué te trae por aquí, José María?
—Vengo a rogarte que talles una máscara para mi Maestro, Antonio Gamoneda.
—¿Y qué me darás a cambio?
—Fuego apagado para que lo enciendas —le respondí mostrándole ocho cajas de velas grandes, muy apreciadas por los maleku porque ellos entierran a sus muertos en los patios de sus casas, para no olvidarlos.

Alcanzado el acuerdo Wuayra me hizo la única pregunta que realmente importa para tallar la máscara de Gamoneda:

—¿Antonio tiene alma de lapa roja?
—No —le contesté.
—¿De tucán?
—No.
—¿De búho?
–No.
—¿De jaguar?
—No.
—¿De serpiente de coral?

Titubeé, porque los poemas de Antonio tienen poderes curativos y son plantas medicinales brotando en las páginas, pero respondí que no.

(más…)