Ángel González

Entrevista con Gamoneda en La voz de Asturias (2008)

Página de la entrevista.

Página de la entrevista.

 Rescatamos una entrevista publicada con Antonio Gamoneda publicada en el diario LA VOZ DE ASTURIAS, el 7 de marzo de 2008:

ANTONIO GAMONEDA:

«Ángel estaba enfermo de soledad, y que
dijera que le utilizaban les ha enfurecido»

Por GEORGINA FERNÁNDEZ

Está en Oviedo y es noticia. Su desencuentro con el entorno de Ángel González, tras la muerte del poeta asturiano ha desatado una tormenta. Primero Almudena Grandes y Joaquín Sabina; y muchos otros detrás, le han crucificado. Así que hablamos un poco de todo, de la poesía, de Clarín, de esas memorias en las que hablará de su infancia… Pero los dos sabemos que, finalmente, habrá que tocar ese espinoso asunto.

Viene usted a hablar a la Universidad y alguien de ella, Emilio Alarcos, creo que fue quien le animó a escribir tras aquella pausa de varios años
Exactamente. Fue el año 1975, y sin decirme nada. Un buen día recibí de la Fundación Juan March la concesión de una beca que me obligaba a escribir un libro en un año. El entonces era consejero de la Fundación y sé que fue quien hizo la operación.

(más…)

«Ángel González: un histórico»

La página de La Voz de Asturias con el artículo.

La página de La Voz de Asturias con el artículo.

[Artículo publicado el 3 de febrero de 2008. Página 6 de la edición del periódico La Voz de Asturias en papel]

«ÁNGEL GONZÁLEZ: UN HISTÓRICO»

Gamoneda escribe en exclusiva para LA VOZ DE ASTURIAS sobre su relación con el poeta, la generación del 50, y responde «a quienes no nombraré nunca más» (Grandes y Sabina).

Por ANTONIO GAMONEDA

Todavía hay que contar por días el tiempo transcurrido entre el de hoy y el que fue día cerrado por la muerte en Ángel González, y ya es, sin embargo, momento para hablar de él dentro de una perspectiva, también cerrada, que no debe ser deformada por la cobardía ni la tristeza. Ángel prefería la verdad y la realidad.

Se dice de alguien –con más facilidad si ya no está vivo–, que es un histórico, cuando su obra (sea esta creativa, productiva o, también y por desgracia, destructiva) alcanza una dimensión y un valor, positivo o negativo, que coloca al autor en situación de referente necesario para definir un tramo temporal con marcas distintivas. Así, el descubrimiento de la fisión (Hahn y Strassmann, 1938) modifica (define y caracteriza), en profundidad, la política, la geopolítica y la tipología industrial y energética. Hasta ahora mismo. Todo sucede en un mismo tramo temporal, es decir, histórico.

Los lectores habrán de perdonarme este excurso que no es totalmente divagatorio: las obras humanas, vistas en simple cercanía, inducen a pensar que poco o nada puede haber de común entre ellas; una contemplación globalizadora, contrariamente, nos muestra que todas ellas se interpretan y que es su «invisible» comunicación y su interdependencia, lo que hace que la marcha de la humanidad sea una u otra, y que lo sea precisamente a causa de la actividad de los «históricos». Digo esto y pido perdón otra vez; podría haber resuelto mi comunicación diciendo simplemente: «Ángel González es un poeta histórico «.

(más…)