Blues castellano

Primera traducción de ‘Blues castellano’ al inglés, por Benito del Pliego & Andrés Fisher

Portada del libro.

Antonio Gamoneda, “the greatest living poet in the Spanish language” according to Raul Zurita, is the author of ‘Blues castellano’. Translated into English by Benito del Pliego and Andrés Fisher, ‘Castilian Blues’ is forthcoming in a bilingual edition at Quantum Prose.

Antonio Gamoneda, “el mayor poeta vivo de la lengua española” según Raúl Zurita, es el autor de Blues castellano. Traducido al inglés por Benito del Pliego y Andrés Fisher, Castilian Blues se publicará en edición bilingüe en Quantum Prose.

“El blues del cementerio”, por Bruno Marcos

Cementerio con el embalse del Porma al fondo. | Fotografía: Manuel Laguillo (Colección Fundación Cerezales Antoninoy Cinia).

Bruno Marcos recuerda el ‘Blues castellano’ del poeta Antonio Gamoneda con ocasión del concierto que sobre poemas de este libro ofrecerán el sábado 25 de julio Cova Villegas y Delta Galgos en la Fundación Cerezales.

Por BRUNO MARCOS
Artículo publicado en La Nueva Crónica el 23/07/2020

Dice el poema de Antonio Gamoneda que el año en el que la gente comenzó a irse en muchas casas no quedaba nadie, se llevaban los hijos y las camas y que, al fin, en el pueblo sólo había cuarenta almas para un cementerio demasiado grande, un cementerio que se quedó sin puertas por el que andaban gallinas y que parecía que el cementerio entero saliera a los huertos y a las casas vacías. Es el ‘Blues del cementerio’, escrito por el poeta en los primeros años sesenta pensando que los cantos tristes de los negros americanos que habían sido esclavos pudieran ser una buena técnica para expresar el dolor en ese periodo de posguerra y dictadura en el que él vivió aquí su juventud.

En otro poema perfecciona ese sentimiento de sufrimiento emparejado con las canciones tristes del blues en las que el trabajo es un castigo, se trata del ‘Blues del amo’, en el que dice llevar diecinueve años sirviendo a un amo del que no ha visto su rostro, un amo que le da la comida pero al que no conoce, que le pone una luz encima de la cabeza para pasar las jornadas con la abstracción de los números cuyo significado es un misterio hasta que cuando sale del trabajo no puede vivir.

El libro completo, ‘Blues castellano’, fue seguido por un silencio de casi una década en la que Gamoneda no aparece como poeta. La censura desaconsejó la publicación del libro tachando completos muchos poemas. Los censores tal vez manejaban la etimología —los ‘blue devils’, los diablos azules de la depresión— pues lo encontraron efectivamente como un blues: triste, resentido, que quería reflejar sin nombrarlo un país fracasado y deprimente… Señalan ciertos «toques de ateísmo», se referirían seguramente a que en paralelo se podría ver una crítica a Dios, ese otro amo que provee y se mantiene oculto, incluso cuando se produce el dolor.

Hasta 1982 —cuando los que se debieron deprimir fueron los equipos de censores—  no vería la luz el libro y llama la atención que, teniendo una base tan claramente musical, a nadie se le hubiera ocurrido hacer un disco con los blues de Gamoneda hasta hace poco.

 

El día 25 de julio a las 21:30 horas se podrán escuchar en la voz de la cantante Cova Villegas con la música de Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora, un magnífico trabajo que fue un disco, hoy agotado, que alguien debería reeditar. El concierto lo ha organizado la Fundación Cerezales Antonino y Cinia, en su empeño porque los pueblos no tengan cementerios demasiado grandes.

25 de julio 2020 / Cova Villegas & Delta Galgos abren con “Blues castellano” el Festival TROPOS en la Fundación Cerezales

Concierto ‘Blues castellano’ en la sala UAW/MF (29-9-2018). Fotografía: Araceli Corbo.

El próximo sábado 25 de julio, a las 21:30, en el escenario exterior de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia tendrá lugar la actuación de la cantante Cova Villegas y el dúo de guitarristas Delta Galgos con su repertorio “Blues Castellano”, a partir de poemas musicados del libro homónimo de Antonio Gamoneda. La entrada es gratuita pero es imprescindible obtenerla previamente en la web fcayc.org. Con esta actuación arranca en la localidad leonesa de Cerezales del Condado (a una media hora de León capital) el Festival TROPOS de Sonido y Artes Escénicas.

[Sobre las entradas: Debido a la situación actual por la Covid-19, es necesario solicitar una entrada previa para acceder a las actividades de la Fundación Cerezales, ya que el aforo es limitado. Diez días antes de cada actuación, en la web fcayc.org se habilita la opción para conseguir entrada de forma fácil y gratuita a través de un gestor llamado Eventbrite. Y ojo, que éstas se agotan en muy poco tiempo]

25 de julio, 21:30 horas
Blues Castellano. Cova Villegas + Delta Galgos

A partir de una de las obras emblemáticas de nuestro Premio Cervantes, Antonio Gamoneda, la cantante Cova Villegas y los músicos del dúo Delta Galgos (Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora), desgranan la mágica vinculación entre el blues y la poesía.

Se trata de un espectáculo que propone revertir la fuente de inspiración del poeta a su ámbito originario. La genialidad con que Gamoneda utilizó el blues para crear una canción lenta y triste, un llanto por la negra España tardofranquista, mezcla de crónica y protesta, entronca con la poética del propio blues: se inspiró en la rítmica y el espíritu trágico de esta música sureña, interpretada originariamente por esclavos afroamericanos, para plasmar la realidad que le rodeaba.

(más…)

Ernesto Escapa sobre ‘Descripción de la mentira’ de Gamoneda / “Crónica de un estrago moral” (1978)

Reseña de ‘Descripción de la mentira’ de Ernesto Escapa, publicada en 1978.

“DESCRIPCIÓN DE LA MENTIRA”, DE ANTONIO GAMONEDA

CRÓNICA DE UN ESTRAGO MORAL

Por ERNESTO ESCAPA
[Artículo-reseña publicado en la pág. 4 de INFORMACIONES de las ARTES y las LETRAS, el 5 de octubre de 1978]

“¿Recordáis a Don Quijote vencido, camino de su aldea, cuando, durmiendo en el campo, una piara de cerdos le pasa por encima? Nunca busco en Don Quijote más de lo que Cervantes dice; pero, a pesar mío, veo ahí una imagen de lo que con el poeta hacen los críticos”. (Luis Cernuda)

Ernesto Escapa.

A nadie puede extrañar que mi comentario se inicie con una señal de alerta hacia el descuido con que la crítica ha dejado pasar este libro auténticamente excepcional. Ya se entiende que esta circunstancia no constituye ninguna condena, sino el mejor aval para acercarse a cualquier lectura realmente “nueva”. En este sentido, la historia de la literatura es una dama lo suficientemente vetusta como para ahorrarnos mayores explicaciones. En todo caso, y aunque la cuestión no deje de ser puramente doméstica, ofrece evidente interés semejante puntualización, porque la razón última de ese descuido radica en la propia condición innovadora del libro. Se trata de un vasto poema cuya originalidad pone en entredicho al intermediario habitual y exige del crítico una lectura activa, sin anteojeras, una respuesta de lector inquieto. ¡Algo tan difícil!

Descripción de la mentira*  se instala, con voluntad de transgresión, en las siempre inciertas fronteras entre la lírica y la épica. Integrado en esta corriente —galvanizadora, de una parte, de la mejor poesía contemporánea e insólita entre nosotros, fuera de las tentativas de Cernuda—, cuyas indagaciones pugnan por establecer un nuevo formato de poesía narrativa, el libro de Gamoneda se revela como testimonio de una perplejidad colectiva, vehiculando, en toda su diversidad y riqueza, algunas de las conjeturas morales más acuciantes de nuestro tiempo.

(más…)

“El canto poético de Gamoneda”, un ensayo inédito y reciente del profesor emérito Víctor Fuentes (California, 2019)

EL CANTO POÉTICO DE GAMONEDA

Sufrientes imágenes y voces del Holocausto
en la poesía de Antonio Gamoneda y más allá:
de “Blues castellano” (1961-1966)
a “Venas comunales” (2015- 2016)

Publicamos un ensayo inédito sobre la poesía de Antonio Gamoneda que nos ha hecho llegar Víctor Fuentes (Madrid, 1933), exiliado español afincado en Estados Unidos, escritor, investigador y crítico literario (también es uno de los grandes especialistas en Luis Buñuel) y profesor emérito de Lenguas y Literaturas Romances en la Universidad de Santa Bárbara (California).

Por VÍCTOR FUENTES
Desde TAM TAM PRESS

“Este ensayo va dirigido al lector/a común, a quienes quieran conocer más de la obra de Antonio Gamoneda y de su visión poética de la gran tragedia que nos tocó vivir”.

En el 2014, el prestigioso historiador Paul Preston publicó su voluminoso libro The Spanish Holocaust. Yendo a la definición del diccionario de la Real Academia Española, leemos, holocausto: “Gran matanza de seres humanos”, y esto es lo que se dio en la guerra española, en ambos bandos —recordemos aquello del “millón de muertos”—; pero mucho más abundante, e iniciado, por el bando franquista, prescrito por las altas autoridades militares y continuado en los primeros años de la posguerra: el feroz exterminio. En los últimos años ha trascendido amplia información historiográfica de cómo se produjo esto en León(*1) y en sobrados lugares de su provincia, imponiéndose un régimen de terror. El relampagueo poético de lo vivido y “morido” de tanto de esto lo encontramos en el corpus de la obra de Antonio Gamoneda, cantado —y contado— desde su propia memoria de la infancia(*2). A pesar del uso de un lenguaje poético suficiente, con énfasis en la realidad del poema mismo, y su crítica de una literatura social y del realismo informativo, su poesía, envuelta en imágenes y símbolos, nos revela una honda y estremecedora realidad, vista desde una declarada situación proletarizada y dentro de la vivida y asumida “cultura de la pobreza”.

Es poco sabido que uno de los primeros, sino el primero, focos y grupos de resistencia a la dictadura franquista por parte de jóvenes intelectuales, artistas y escritores se dio, precisamente, en León. En el plano literario, varios de ellos estuvieron cercanos a Espadaña, revista de poesía y crítica, editada por el sacerdote Antonio González de Lama y los entonces jóvenes poetas Victoriano Crémer y Eugenio de Nora.

(más…)

Archivo familiar de Antonio Gamoneda / “Blues del nacimiento”

angelines-amelia-ana-angeles

Mª Ángeles Lanza, esposa del poeta Antonio Gamoneda, con sus hijas Ana, Ángeles y Amelia (hacia 1978). / Fotografía del archivo familiar de Gamoneda.

BLUES DEL NACIMIENTO

Nació mi hija con el rostro ensangrentado
y no me la dejaron ver despacio.
Nació mi hija con el rostro ensangrentado
pero me la quitaron de las manos. 

Mi hija ahora ya va a hacer tres años
y habla conmigo y ella ve mi rostro.
Mi hija ahora ya va a hacer tres años
y canta y piensa pero ve mi rostro.

Yo ahora ya no me pregunto
por qué se ama a un rostro ensangrentado.

(Del libro Blues castellano, 1961-1966)

 

25 de agosto / “Blues castellano” resonará en la Mina Sucesiva de Sabero (León) con Cova Villegas y Delta Galgos

La cantante Cova Villegas con el dúo Delta Galgos, formado por los guitarristas Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás.

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León (MSM), con sede en Sabero (León), acoge varias actividades estos días, entre ellas un concierto de la cantante Cova Villegas con el dúo Delta Galgos (formado por los guitarristas Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás).

“Sucesiva blues” se titula este concierto en el que interpretarán temas de “Blues castellano”, su disco sobre versiones de poemas del libro homónimo de Antonio Gamoneda.

  • Fecha: Domingo 25 de agosto de 2019, a las 23 horas, en las instalaciones de Mina Sucesiva.
  • Entrada gratuita.
  • Organiza: Junta de Castilla y León.

‘Blues castellano’ [Producciones Infames, 2018]. Fotografía: Archivo Pi.

José Luis Gómez Toré reseña “Un armario lleno de sombra” (2009)

Portada de “Un armario lleno de sombra”.

Un armario lleno de sombra
Antonio Gamoneda
Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, Madrid, 2009.

Por JOSÉ LUIS GÓMEZ TORÉ
[Reseña publicada en el blog La Tormenta en un Vaso, el 11/08/2009]

Como pórtico de estas memorias de infancia, que acaban cuando el futuro poeta cumple catorce años, nos encontramos con un Antonio Gamoneda adulto que, tras la muerte de su madre, abre ese armario al que hace alusión el título, un armario que al mostrarnos su contenido deja también entornadas las puertas de la memoria. Resulta casi demasiado fácil establecer un paralelismo con el célebre episodio de la magdalena de Proust si no fuera porque aquí la realidad se impone sobre la ficción y porque el pasado emerge en estas páginas consciente de un espesor de sombras que la reflexión no acaba nunca de disipar. Si los lectores de Gamoneda ya sospechábamos que la infancia era uno de los pilares apenas confesados de su poesía, nos encontramos en estas memorias cómo ese mundo poético tan turbador como fascinante en el que conviven el asombro y el miedo, la crueldad y la ternura tienen mucho que ver con la mirada de este niño de la guerra y la posguerra, que empieza a descubrir un mundo en el que, ya desde sus primeros años, está demasiado presente la muerte.

(más…)

“Hablo con mi madre”, un poema de Antonio Gamoneda

Amelia Lobón, madre de Antonio Gamoneda. © Foto: Archivo familiar.

HABLO CON MI MADRE

Mamá: ahora eres silenciosa como la ropa
del que no está con nosotros.
Te miro el borde blanco de los párpados
y no puedo pensar.

Mamá: quiero olvidar todas las cosas
en el fondo de una respiración que canta.
Pasa tus manos grandes por mi nuca
todos los días para que no vuelva
la soledad.

Yo sé que en cada rostro se ve el mundo.
No busques más en las paredes, madre.
Mira despacio el rostro que tú amas:
mira mi rostro en cada rostro humano.

He sentido tus manos.
Perdido en el fondo de los seres humanos te he sentido
como tú sentías mis manos antes de nacer.

Mamá, no vuelvas más a ocultarme la tierra.
Esta es mi condición.
Y mi esperanza.

ANTONIO GAMONEDA
— Del libro Blues castellano

‘Blues castellano’, un libro-disco para coleccionistas con poemas de Gamoneda musicados por Cova Villegas y Delta Galgos

Producciones Infames presenta este sábado 29 de septiembre ‘BLUES CASTELLANO’, un libro disco de Cova Villegas y Delta Galgos sobre poemas de Antonio Gamoneda, editado preciosamente por Mr. Griffin, que ya nace convertido en una exquisita obra para coleccionistas. La tirada de cien ejemplares se pone a la venta este sábado, tras un concierto de presentación en la sede de UAW/MF de carácter privado, debido al reducido aforo de la sala. 

El cementerio ya no tiene puertas
y allí entran y salen las gallinas.
El cementerio ya no tiene puertas
y salen al camino las ortigas.
Parece que saliera el cementerio
a los huertos y a las calles vacías.

[Fragmento de “Blues del cementerio”, en Blues castellano de Antonio Gamoneda]

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

En el libro-disco Blues castellano se pueden escuchar ocho poemas del libro homónimo del poeta y Premio Cervantes 2006 Antonio Gamoneda, adaptados e interpretados musicalmente por la cantante Cova Villegas y el dúo de blues Delta Galgos —integrado por los guitarristas Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás—. Los ocho poemas forman parte de la segunda parte de Blues castellano, libro escrito entre 1961 y 1966 por el poeta astur-leonés y que, tras sufrir la censura franquista, se publicó por primera vez en 1982.

Blues castellano supone, además, la tercera entrada en el catálogo discográfico de Producciones Infames. Se trata de una edición especial, limitada y numerada, publicada por Mr. Griffin Editor. La tirada consta de tan solo cien ejemplares, cada uno de ellos en una preciosa caja que incluye un CD con las grabaciones originales de los ocho poemas y un libreto con la reproducción del capítulo II de Blues castellano —al cual pertenecen las ocho canciones—, un prólogo de Víctor M. Díez y la información técnica de las grabaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

:: ‘BLUES CASTELLANO’, información técnica del CD

Cova Villegas [voz, kalimba, cracklebox]
Marcos Cachaldora [guitarras, voz, armónica]
Gonzalo Ordás [guitarras, voz, percusión]

Antonio Gamoneda [poemas]

  • Grabado por Genzo P. en el antiguo pajar de la casa de Cova Villegas, en Villabalter (León), a lo largo de dos sesiones realizadas el 25 de julio de 2016 y el 8 de julio de 2017.
  • Masterizado por Genzo P. en los estudios LECA (León).
  • Ilustración de cubierta de Eduardo Fandiño.
  • Prólogo de Víctor M. Díez.
  • Producido por Carlos Ordás.
  • [Producciones infames, 2018] 
  • Fecha de salida del CD: Sábado 29 de septiembre, a través de www.mistergriffin.es

(más…)

“Antonio Gamoneda: límites”, la tesis doctoral de Carmen Palomo sobre el poeta (2007), en pdf

Carmen Palomo, durante una conferencia.

Antonio Gamoneda: límites, el libro que recoge la tesis doctoral de Carmen Palomo sobre el poeta Antonio Gamoneda, publicado por la Universidad de León en el año 2007, y agotado hace tiempo, ya está en internet, en pdf. La Universidad de León ha tenido a bien subirlo a la Red:

Antonio Gamoneda: “Europa practica crímenes sociales y se queda tan tranquila” (2017)

Antonio Gamoneda en el Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora).

Antonio Gamoneda: “Europa practica crímenes sociales y se queda tan tranquila”

“En la mentalidad española el consumismo ha sustituido a las ideologías y hay que desmontar la falsa democracia e instalar una certera”

Por NATALIA SÁNCHEZ
Entrevista publicada en La Opinión de Zamora el 29.01.2017

El libro “Blues castellano” cumple 50 años de su escritura y 35 de su publicación por lo que su autor Antonio Gamoneda protagoniza diversos actos promovidos por el Museo Etnográfico, entre ellos un encuentro que le trajo nuevamente a la ciudad de Zamora.

– “Blues castellano” un libro mayor de la poesía española del pasado siglo cumple 50 años de su escritura y 35 de la publicación.

-Recorro una manera de entenderme con la creatividad poética que nunca he abandonado del todo. Es un libro que no sé si es el mejor o el peor, pero sí uno de los más queridos porque representa un momento de mi vida en el cual era más ingenuo y quizá más generoso que ahora y a su vez también representa un fragmento de mi juventud. Todo lo que sea rescate hecho por mí o por otras personas que lo hacen en términos amistosos me proporciona emoción.

-Y ese rescate, ¿implica una reescritura?

-Podría ser porque yo reescribo constantemente. No obstante no me he planteado ninguna reescritura de este libro. En cierto modo he querido dejarlo en su ser. Lo quiero como es. Además en este poemario había mucho de rebeldía y de resistencia que ciertamente correspondía al Franquismo en el que me sentía igualado con cualquier compañero que no escribía. Había que estar en la resistencia y algo de eso hay en el libro.

-Actualmente esa resistencia debe hacerse ante…

-Ahora es más difícil porque está más disimulado porque la misma tiranía económica que había con Franco, o muy parecida, sigue en marcha. Entonces sabíamos contra qué tendíamos que ir, pero luego llegó el apaño de la transición y luego la democracia, como si fuese una palabra que arreglase todo cuando no soluciona la economía de subsistencia de ancianos que no llega nada más que para la primera semana del mes, hay niños y ancianos a los que se desahucian y se quedan sin techo. Al mismo tiempo en España han crecido los millonarios de euros en una proporción insoportable y han creado una brecha entre la riqueza y la pobreza más grande que nunca. Yo me la jugué hace unos años igual que mis camaradas, ahora les toca a otros desmontar una falsa democracia e instalar una democracia cierta.

(más…)

‘La canción del solitario’, por ELENA MEDEL (2007)

Elena Medel.

Así arranca ‘La canción del solitario’, lectura de Elena Medel; un texto que sirve de epílogo a la nueva edición de ‘Blues castellano’ –Bartleby Editores, Madrid, 2007– de Antonio Gamoneda:

“Alguien te observa. Escucha cómo alguien, tras de ti, sigue –e imita– tus pasos, cómo se acerca –”yo sentí su mirada en mi vida”–, cómo alguien acaba entrando en ti, siendo tú, contando pulsaciones, marcando el ritmo de tus pensamientos. Es el comportamiento de la poesía de Antonio Gamoneda: habita al lector, que la interioriza, desentraña y reescribe con una lectura que no zanja la aproximación, sino que permite que se expanda. De esta forma, el lector no se limita a ejercer como ‘espectador’ de lo leído, sino que se convierte –en cierto modo– en ‘coautor’ del poema. Se trata de una poética abierta en cuanto a su recepción e interpretación: el poema nace, para Gamoneda, con la escritura, pero sólo vive con la lectura ajena, convirtiéndose verdaderamente en poema a los ojos y reflexión de otros. Comprendemos que la poesía se transforma, entonces, en un acto de generosidad: respira a través del lector, sin etiquetas ni restricciones. El propio Gamoneda no es ajeno a este proceso, puesto que para abordar sus poemas tras la escritura –con independencia del tiempo que medie entre ambos pasos– abandona el papel clásico de ‘autor’, convirtiéndose en ‘lector’ y ‘reinterpretando’ y –por tanto– ‘reescribiendo’ de manera incansable. (…)”.

“Invierno”, un poema de ‘Blues castellano’

Cuadro de la serie “Bosques” del pintor leonés Juan Rafael.

Invierno

La nieve cruje como pan caliente
y la luz es limpia como la mirada de algunos seres humanos,
y yo pienso en el pan y en las miradas
mientras camino sobre la nieve.

Hoy es domingo y me parece
que la mañana no está únicamente sobre la tierra
sino que ha entrado suavemente en mi vida.

Yo veo el río como acero oscuro
bajar entre la nieve.
Veo el espino: llamear el rojo,
agrio fruto de enero.
Y el robledal, sobre tierra quemada,
resistir en silencio.

Hoy, domingo, la tierra es semejante
a la belleza y la necesidad
de lo que yo más amo.

ANTONIO GAMONEDA (Del libro: Blues castellano, 1961-1966)

El vídeo sobre ‘Blues castellano’ y Gamoneda realizado por el Museo Etnográfico de Castilla y León (2017)

En enero de 2017, Antonio Gamoneda fue homenajeado en el Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora), con motivo del cincuenta aniversario de la finalización de su poemario ‘Blues castellano’, libro censurado por la dictadura franquista y que no fue publicado hasta 1982. Se considera un libro mayor de la poesía española del siglo XX.

El “Blues castellano” de Gamoneda suena en concierto en el Museo Etnográfico (Zamora) con Cova Villegas y Delta Galgos

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

El Museo Etnográfico de Castilla y León (MECyL), con sede en Zamora, inició este año 2017 con el homenaje “Antonio Gamoneda. Blues castellano 1966-2016. 1982-2017″ que, a la vez, busca ser un proyecto cultural y educativo que se extienda por los centros de enseñanza de toda Castilla y León.

Dentro de este homenaje, este sábado 18 de febrero, a las 20.30 horas, tendrá lugar en el salón de actos del museo un concierto de Cova Villegas y Delta Galgos sobre los poemas de uno de los libros más emblemáticos del poeta astur-leonés. Entrada libre y gratuita hasta completar aforo.

Publicado en TAM TAM PRESS

...

En este concierto (programado inicialmente para el día 4 de este mes y pospuesto para este sábado día 18 de febrero), la cantante Cova Villegas y el dúo de guitarristas Delta Galgos (integrado por Gonzalo Ordás Marcos Cachaldora) pondrán música al poemario “Blues castellano” de Antonio Gamoneda en un intento de «desgranar la mágica vinculación entre el blues y la poesía».

Este concierto propone revertir la fuente de inspiración de Antonio Gamonedaa su ámbito originario. La genialidad con la que el poeta utilizó el blues para crear una canción lenta y triste, un llanto por la negra España tardofranquista mezclando crónica y protesta, entronca con la poética del propio blues: se inspiró en la rítmica y el espíritu trágico de esta música sureña, interpretada originariamente por esclavos afroamericanos, para plasmar la realidad que lo rodeaba.

Antonio Gamoneda acabó de escribir el poemario “Blues castellano” en 1966, en plena dictadura franquista, y el libro fue censurado, por lo que no vio la luz hasta 1982, año en que la editorial gijonesa Noega publicó esta obra mayor de la poesía española del siglo XX, hace ahora 35 años.

“Teníamos los textos que remitían, aparte de su contenido, rítmica y estructuralmente al blues, teníamos aCova Villegas, una gran cantante de gran versatilidad: que conoce la tradición del jazz, que interpreta blues, improvisación y otras muchas músicas en sus diferentes formaciones y, por fin, había en la ciudad un curioso, enérgico y delicado dúo que trataba esta música como si siempre hubiese sido propia, Delta galgos. Sólo había que reunirlos. Su trabajo fue excelente y la disponibilidad de Gamoneda absoluta”, comenta el poeta Víctor M. Díez, que fue quien los convocó por primera vez para iniciar esta aventura poético-musical.

Más información:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gamoneda recita el “Blues de la escalera”

Haz un click para ir a la página y escucharlo...

Haz un click para ir a la página y escucharlo…

Antonio Gamoneda recita en este vídeo de la página Argonautas Creativos el poema “Blues de la escalera”.

Gamoneda insta a la juventud a rebelarse contra la “tiranía económica disfrazada de democracia”

El poeta Antonio Gamoneda, en la presentación de los actos conmemorativos de "Blues castellano" en el Museo Etnográfico de Zamora. © Fotografía: Mariam A. Montesinos / EFE.

El poeta Antonio Gamoneda, en la presentación de los actos conmemorativos de “Blues castellano” en el Museo Etnográfico de Zamora. © Fotografía: Mariam A. Montesinos / EFE.

El poeta Antonio Gamoneda asistió en Zamora a la presentación de los actos conmemorativos de “Blues castellano”, poemario del que se ha cumplido medio siglo de su escritura y más de tres décadas de su publicación en 1982, postergada por problemas con la censura. 

Agencia EFE
Zamora 19-1-2017

El poeta leonés Antonio Gamoneda, de 85 años, ha animado a los jóvenes a rebelarse contra la «tiranía económica disfrazada de democracia» y la sociedad de consumo actual, al igual que él plantó resistencia en su juventud al franquismo, que censuró uno de sus poemarios, ‘Blues castellano’.

Gamoneda, que ahora verá versionado en rap y mediante en grafitis ese poemario, en una iniciativa promovida por el Museo Etnográfico de Castilla y León, aseguró que esa resistencia se hace ahora más difícil porque, aunque la dictadura económica de la época de Franco «sigue en marcha», está más disimulada.

El premio Cervantes de 2006 aludió a los desahucios, las exiguas pensiones o las mayores diferencias entre ricos y pobres para invitar a los jóvenes españoles a rebelarse para «desmontar una falsa democracia» e instalar una verdadera. Para ello, propuso empezar por abandonar el consumismo, ya que «el gran capital lo poco que nos paga lo recupera inmediatamente» a través de las grandes superficies, los automóviles pagados a plazos, la carestía de la gasolina o las hipotecas bancarias.

«En la mentalidad española, el consumismo ha sustituido a las ideologías», declaró el poeta, que denunció cómo los políticos de «democracias sacrificadas» actúan como «sacristanes del poder económico». Además, alzó la voz contra «los crímenes sociales» que practica Europa al cerrar las puertas a los refugiados.

Otras informaciones del mismo acto:

19 de enero-4 de febrero 2017 / Homenaje a Gamoneda y su “Blues castellano” en el Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora)

...

El próximo jueves, 19 de enero de 2017, a las 20 horas y en el Salón de Actos del Museo Etnográfico de Castilla y León (MECyL), con sede en Zamora, se presentará en rueda de prensa el proyecto cultural y educativo “Antonio Gamoneda. Blues castellano 1966-2016. 1982-2017″.

En el acto estarán presentes Antonio Gamoneda, Premio Cervantes 2006, la directora general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, y Pepe Calvo, director del MECyL.

Encuentro con Gamoneda y Luis Melgarejo

Además, ese mismo día, a las 20:15 horas, el salón de actos del museo acogerá un encuentro con el poeta abierto al público, que se ha titulado “50/35 años del Blues castellano”, y en el que intervendrán Antonio Gamoneda y el poeta granadino Luis Melgarejo, además de Mar Sancho. El poeta afincado en León charlará sobre su poesía con los asistentes y en especial sobre el insólito y genial poemario Blues castellano.

“2016 es el año en que se celebró el 50 aniversario de la finalización del proceso de escritura de éste libro mayor de la poesía española del siglo XX. En 2017 conmemoramos los 35 años de su publicación, tras unos años en que la censura evitó que estos poemas vieran la luz”, señalan desde el MECyL.

Luis Melgarejo.

Luis Melgarejo.

El homenaje

El Etnográfico castellano y leonés también conmemorará las efemérides de Blues castellano con un proyecto «innovador» con el que pretende que los jóvenes de la comunidad autónoma contesten cincuenta años después a lo que Gamoneda planteó en ese poemario.

Para ello, el poeta ha transmitido en un audiovisual sus propias reflexiones sobre qué le llevó a escribir Blues castellano y por qué se inspiró en la música afroamericana a la hora de componer los versos. Ese audiovisual se enviará a los institutos y centros de enseñanza de Castilla y León junto a una unidad didáctica complementaria elaborada por el poeta Luis Melgarejo.

La idea es que los alumnos puedan profundizar en Blues castellano en las aulas para luego poder contestar a Gamoneda y elaboren para ello un rap o canción de hip-hop castellano, grafitis y otras obras artísticas. Con este proyecto, el Museo Etnográfico de Castilla y León busca además «regionalizarse», ya que la pretensión es que este concurso escolar llegue a todos los rincones de la Comunidad.

“Blues castellano”, en concierto

El homenaje a Blues castellano se completará con un concierto programado el 4 de febrero en el que la cantante Cova Villegas y el dúo de guitarristas Delta Galgos (compuesto por Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora) pondrán música al poemario en un intento de «desgranar la mágica vinculación entre el blues y la poesía».

El concierto, con entrada libre hasta completar el aforo, busca revertir la fuente de inspiración del poeta leonés, que utilizó el blues para crear «una canción lenta y triste que constituye un llanto por la negra España tardofranquista mezclando crónica y protesta».

Más información:

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

“Todo apunta a que 2017 va a ser un año especialmente gamonediano”

[Artículo de opinión publicado el sábado 7 de enero de 2017 en El Día de León]

El tiempo lee poemas

“Hay libros que, con el tiempo, se pueden leer con otra luz y que, a la vez, arrojan nueva luz sobre el tiempo…”

Por ELOÍSA OTERO

1-el-tiempo-lee-poemasEntre la Casa de Botines y el Banco Herrero hay un pequeño pasillo empedrado. Cuando la verja esta abierta, si se entra ahí, se pueden leer unas palabras del revés (forman parte de una vidriera), inscritas sobre el edificio bancario: “La luz es para todos los hombres. / También la tierra lo será algún día. / Si tu pensamiento es libre como la luz / que tus manos sean generosas como la tierra”. De vez en cuando estos versos saltan a las redes sociales, sin que nadie sepa decir a quién pertenecen. Pues bien, son versos de Antonio Gamoneda, como me confirmó un día el autor de la vidriera, Luis García Zurdo.

Gamoneda vive un poco más arriba, cerca de la catedral, y sin duda es el mejor poeta de su barrio, como se ha definido él mismo en alguna ocasión. Pero también es uno de los más grandes poetas vivos en nuestra lengua, y eso lo dicen sus libros sin decirlo: solo hay que abrirlos para darse cuenta de que la suya es la obra de un poeta universal y sin fronteras, una obra que es ya “patrimonio de todos”. Y sin embargo… ¡qué poco se ha leído a Gamoneda en su propia tierra, donde ciertos autores y hasta algunos insignes catedráticos de literatura siguen manteniendo que la suya es una “poesía hermética” y que “no se entiende”!

Los grandes premios que le han llegado con la edad parecen haber servido de fuelle en su energía creativa. Desde que recibió el Cervantes en 2006, a los 75 años, no ha parado de trabajar en su escritura (como ha hecho siempre), ni de viajar dando recitales y conferencias por todo el mundo, a pesar de los achaques, atendiendo a lo grande y a lo pequeño. Como dijo su amigo de infancia, Pablo de la Varga, aquel premio fue como “una fuerte campanada” que avisó “a todo el mundo de que había palabras nuevas de contenidos nobles, hondura humana y lucidez existencial”. Algunos ya lo sabían, porque venían leyéndole desde finales de los 70, cuando su poesía “era un secreto bien guardado entre las murallas de León”, como ha escrito Miguel Casado.

En este año 2017 se cumplen 30 años de la publicación de “Edad”, la primera edición de su obra poética reunida, por la que Gamoneda recibió el Premio Nacional de Poesía y empezó a ser reconocido como el referente más importante de la poesía española actual. “No se puede hablar de poesía moderna en nuestra lengua sin reconocer el papel clave de su obra, de las preguntas y caminos que ha suscitado, de la apertura sin restricciones a que nos obliga como lectores”, advierte Casado.

En 2017 se cumplen además 40 años de la publicación de “Descripción de la mentira”, un libro en el que hoy se reconoce “una dura mirada sobre la guerra civil española y la represión posterior, sobre la memoria y la identidad personal”, como apunta también Casado, quien en febrero impartirá un taller de lectura sobre esta obra clave en La Casa Encendida de Madrid. Porque hay libros que, con el tiempo, se pueden leer con otra luz y que, a la vez, arrojan nueva luz sobre el tiempo…

Pero hay más, ya que también se cumplen 50 años de la escritura de otro título emblemático de Gamoneda que tardó muchos años en llegar a los lectores a causa de la censura, “Blues castellano”. El Museo Etnográfico de Castilla y León, con sede en Zamora, ha preparado un homenaje al poeta leonés con este motivo, que se concretará el día 19 de este mes de enero.

Los aniversarios de estos volúmenes señeros propiciarán a su vez, a lo largo del año, distintos monográficos en revistas especializadas. Sin olvidar que nuestro autor, a sus 85 años, acaba de sacar a la luz un nuevo libro de poemas, “La prisión transparente”, editado en México, país donde el pasado mes de diciembre fue recibido calurosamente como “el poeta más querido” de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. ¿Habrá presentación de este nuevo poemario en León? Pues, de momento, parece que no. Pero el próximo 17 de enero sí se presentará en Oviedo. También en Asturias, la tierra de sus padres, Gamoneda acaba de presentar su “Tentativa de un cancionero asturiano para el siglo XXI”, en colaboración con el tenor Joaquín Pixán. Todo apunta a que 2017 va a ser un año especialmente gamonediano. Y yo les recomiendo que, si aún no lo han hecho, abran uno cualquiera de sus libros y se adentren en él… ¿Hermético?

El Museo Etnográfico (en Zamora) homenajeará a Gamoneda en el 50 aniversario de “Blues castellano”

Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora).

Museo Etnográfico de Castilla y León (Zamora).

Zamora, 25 oct (EFE).- El Museo Etnográfico de Castilla y León (Musetcyl), con sede en Zamora, homenajeará al poeta Antonio Gamoneda con motivo del cincuenta aniversario de la publicación del poemario “Blues castellano”, según avanzó la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac.

El homenaje, que tendrá lugar el próximo mes de noviembre, pretende reconocer al poeta de origen asturiano y trayectoria vital en León, que ha obtenido galardones como el Premio Nacional de Poesía, el Cervantes o el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Gamoneda, que también es Premio Castilla y León de las Letras, recibirá ese homenaje del Museo Etnográfico de Castilla y León en el marco del programa “Los Mejores de los Nuestros”.

Ese programa promovido por la Junta de Castilla y León ofrecerá a los adolescentes de la comunidad autónoma la oportunidad de contestar, a través de la poesía, el rap, el hip-hop u otras formas musicales de expresión, a una propuesta que les realizará Gamoneda en un vídeo.

“Blues castellano” de Gamoneda, por Cova Villegas y Delta Galgos, en el festival UROGALLO (León)

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

Cova Villegas con Delta Galgos [MUSAC, 30 de mayo de 2015]. Fotografía: Cortesía de los artistas.

La cantante Cova Villegas y los guitarristas de blues Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás interpretan nueve poemas de la obra “Blues castellano” de Antonio Gamoneda, dentro de la programación de UROGALLO, I Festival de Poesía Expandida. Será en León, el viernes 28 de octubre, a las 20:30 horas, en el Salón de actos municipal de la calle Alfonso V.

El cementerio ya no tiene puertas
y allí entran y salen las gallinas.
El cementerio ya no tiene puertas
y salen al camino las ortigas.
Parece que saliera el cementerio
a los huertos y a las calles vacías.

[Fragmento de “Blues del cementerio”,
en Blues castellano de Antonio Gamoneda]

"Blues castellano". Fotografía promocional. Cortesía de los artistas.

“Blues castellano”. Fotografía promocional. Cortesía de los artistas.

Este espectáculo inauguró en 2014 el ciclo Roma en el espejo del Ayuntamiento de León, comisariado por Víctor M. Díez. Dos años después, Cova Villegas y Delta Galgos presentan la evolución de esta propuesta hacia una versión más sobria y depurada, basada exclusivamente en los nueve poemas que conforman el capítulo Blues castellano, dentro de la obra del mismo título de Antonio Gamoneda.A partir de una de las obras emblemáticas del Premio Cervantes Antonio Gamoneda, la cantante Cova Villegas y los músicos del dúo Delta Galgos [Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora] desgranan la mágica vinculación entre el bluesy la poesía. Se trata de un espectáculo que propone revertir la fuente de inspiración del poeta a su ámbito originario. La genialidad con que Gamoneda utilizó el blues para crear una canción lenta y triste, un llanto por la negra España tardofranquista mezclando crónica y protesta, entronca con la poética del propio blues: se inspiró en la rítmica y el espíritu trágico de esta música sureña, interpretada originariamente por esclavos afroamericanos, para plasmar la realidad que lo rodeaba.

COVA VILLEGAS con DELTA GALGOS
Blues Castellano
Con Cova Villegas [voz], Marcos Cachaldora [guitarras, armónica], Gonzalo Ordás [guitarras, percusión]
Lugar: Salón de actos Alfonso V [Av. Ordoño II, 10. Entrada por C/ Alfonso V. León]
Día: viernes 28 de octubre. Hora: 20:30 horas

Toda la información de UROGALLO en:

(más…)

50 Aniversario del libro “Blues castellano” de Gamoneda, en el Museo Etnográfico (Zamora)

Página del Museo Etnográfico.

Página del Museo Etnográfico.

Según consta en la página del Museo Etnográfico de Castilla y León, con sede en Zamora, el próximo martes 27 de septiembre de 2016, a las 11 horas, se presentará en salón de actos del museo la “Acción del 50 Aniversario del Blues Castellano de Antonio Gamoneda”.

Información relacionada:

 

“A LA ESCUCHA” / Un texto de Amelia Gamoneda en la carpeta ‘Extravío en la luz’

Portada de la carpeta "Extravío en la luz", de Antonio Gamoneda.

Portada de la carpeta “Extravío en la luz”, de Antonio Gamoneda.

La carpeta Extravío en la luz, de Antonio Gamoneda, fue editada por la Escuela de Arte de Mérida en Marzo de 2008, con motivo del 75 aniversario del centro, en la preciosa colección que coordina el pintor Javier Fernández de Molina.

La carpeta incluye:

  • Un preámbulo con dos textos de la hija del poeta, AMELIA GAMONEDA –el que aquí transcribimos, ‘A la escucha’, y el titulado ‘Entre memorias’–.
  • 17 grabados del poeta y artista JUAN CARLOS MESTRE.
  • Seis poemas de ANTONIO GAMONEDA.

A LA ESCUCHA

Por AMELIA GAMONEDA

Quiere el uso que no haya consanguinidad ni parentesco entre presentador y presentado, o entre crítico y poeta, o entre exégeta y artista. La precaución, ya se sabe, tiene que ver con un prurito de objetividad que se deduce –supuestamente– de la distancia biológica o de la falta de una relación socialmente contratada entre ambos. Me pregunto si dicha distancia ha de ser también considerada indispensable para el caso básico del autor y su lector. Y lo hago, naturalmente, para llevar a un extremo algo ridículo todas estas prevenciones: sólo faltaba que yo no pudiera ser lectora de mi padre.

En realidad, la objetividad no es tan deseable. En la lectura de la obra de alguien o en su presentación o incluso en su estudio crítico, no son particularmente malvenidas las notas que delatan el conocimiento intenso o íntimo del autor, como tampoco se desdeñan las implicaciones afectivas confesadas que uno pueda tener con él o con su escritura. Esto hace tolerable e incluso conveniente que el oficio de presentador lo desempeñe un amigo del escritor, y no explica que siga pesando una inhabilitación para este cargo sobre quien posee vínculos amorosos o de parentesco; sólo queda pues una causa para este interdicto, y se llama pudor.

¿Qué pudor? El que nace de un equívoco: se supone que el consanguíneo o el vinculado por el afecto amoroso va a exhibir una intimidad desvinculada de la escritura, se supone que va a sentarse en la mesa de presentación como quien se sienta en el plató de un programa del corazón. Es mucho suponer. Más justo será reconocerle la mejor de las opciones, esto es: la de saber implicar el conocimiento de lo íntimo en su lectura de la obra del poeta. Acogiéndome a este supuesto, no voy a presentarles a mi padre, Antonio Gamoneda, voy a presentarles al poeta Antonio Gamoneda, que resulta que es mi padre.

Podría decir, en tono de chiste, que conozco a este poeta desde que nací, pero no es verdad: conocí entonces a la persona, pero al poeta no lo conocí hasta mi adolescencia, justo cuando él renacía como poeta, después de guardar silencio durante 500 semanas.

(más…)

“Las músicas de GAMONEDA”, por ILDEFONSO RODRÍGUEZ

El poeta y músico leonés Ildefonso Rodríguez.

El poeta y músico leonés Ildefonso Rodríguez.

[El siguiente texto fue leído, en una primera versión, en Buenos Aires, en el Instituto de Cooperación Iberoamericana (AECI), el 22 de noviembre de 2000. Y publicado en el número 2, primavera del 2001, de la revista “La Pecera”, dirigida por el poeta Osvaldo Picardo, de la Universidad de Mar del Plata.

Una nueva versión ampliada —el texto que reproducimos a continuación— se publicó posteriormente en la revista de Extremadura “Espacio/Espaço Escrito”, dirigida por Ángel Campos, números 23 y 24, Badajoz, 2004;  en el dossier dedicado a Gamoneda y coordinado por Miguel Casado.]

LAS MÚSICAS DE GAMONEDA

Por ILDEFONSO RODRÍGUEZ

Cuando relacionamos poesía y música, más allá de la discusión teórica, y más allá de ser siempre una relación resbaladiza, deberíamos ante todo atender a los testimonios que de ella nos dan los propios poetas, sus modos de implicar los datos musicales en la escritura. Así, oigamos, para empezar, dos de esos testimonios, entre los muchos que podríamos mostrar, dos principios de autoridad.

Rubén Darío ha escrito a propósito de Unamuno: “En Unamuno se ve la necesidad que urge al alma del verdadero poeta de expresarse rítmicamente, de decir sus pensares y sentires de modo musical… Lo que resalta en este caso es la necesidad del canto”.

Ahora Baudelaire: “¿Quién de nosotros no ha soñado, en sus días ambiciosos, con el milagro de una prosa poética, musical, sin ritmo ni rima, lo suficientemente flexible y dura como para adaptarse a los movimientos líricos del alma, a las ondulaciones del ensueño y a los sobresaltos de la conciencia”. Y en El poema del haschis, se lee: “La gramática, incluso la árida gramática, resulta algo así como un hechizo evocador; las palabras resucitan revestidas de carne y hueso; el substantivo, en su majestad sustancial; el adjetivo, ropaje transparente que lo viste y colorea como una veladura; y el verbo, ángel del movimiento, que da a la frase la oscilación”.

Creo que la escritura de Gamoneda se funda en una poética de la circularidad, lo que en otro lugar he llamado memoria de la memoria. El lector sufre un vértigo, cree estar ante la inminencia de una revelación absoluta; pero ésta queda conjurada circularmente: es el relato de un suceso oculto que centellea, se transparenta, pero permanece innominado. ¿Dónde? “El palimpsesto de la memoria es indestructible”, ha escrito Gamoneda. Circularidad de los gestos, casi podríamos decir un sistema de fractales. Por ejemplo: la palabra armario genera una imagen que se repite a lo largo de los años, adquiere la categoría de un símbolo (aunque se simbolice a sí misma, en el sistema poético de Gamoneda: el armario). En distintos libros hemos leído: “El dios que llora en mis armarios”. “Dime qué ves en el armario horrible”. O algo como: “No hagas incesto en los armarios, guárdate: albergan asma, atribución, espíritus, quizá días y alas desesperadas”. Palabra, imagen, símbolo, el armario pronto reaparecerá con una centralidad decisiva, pues el libro de memorias en el que Gamoneda está trabajado parece que se titulará Un armario. Sombras. Y del mismo modo podríamos leer, por ejemplo, las palabras luz o miedo, fractales, dos nudos decisivos de esa trama o sistema poético al que me estoy refiriendo. Un pensamiento que procede por ondas expansivas, a partir de datos de repetición y variación. “Las ondas de un narcótico calmo”, como escribió Mallarmé. Son leivmotivs, obsesiones: “La majestad obsede en círculos”. Es el impulso de la repetición interior (repetición convulsiva), el retorno de lo mismo. Y es, también, la necesidad de las variaciones, la reescritura permanente. Ese gran impulso es de naturaleza musical, engendra música, mediante dos vías: las ondas del pensamiento poético, con núcleos obsesivos. Y ciertas palabras que aparecen casi como talismanes o conjuros.

(más…)

“Después de veinte años”. Un poema del libro ‘Blues castellano’

— — —

Después de veinte años

Cuando yo tenía catorce años,
me hacían trabajar hasta muy tarde.
Cuando llegaba a casa, me cogía
la cabeza mi madre entre sus manos.

Yo era un muchacho que amaba el sol y la tierra
y los gritos de mis camaradas en el soto
y las hogueras en la noche
y todas las cosas que dan salud y amistad
y hacen crecer el corazón.

A las cinco del día, en el invierno,
mi madre iba hasta el borde de mi cama
y me llamaba por mi nombre
y acariciaba mi rostro hasta despertarme.

Yo salía a la calle y aún no amanecía
y mis ojos parecían endurecerse con el frío.

Esto no es justo, aunque era hermoso
ir por las calles y escuchar mis pasos
y sentir la noche de los que dormían
y comprenderlos como a un solo ser,
como si descansaran de la misma existencia,
todos en el mismo sueño.

Entraba en el trabajo.
La oficina
olía mal y daba pena.
Luego,
llegaban las mujeres.
Se ponían
a fregar en silencio.

Veinte años.
He sido
escarnecido y olvidado.
Ya no comprendo la noche
ni el canto de los muchachos sobre las praderas.
Y, sin embargo, sé
que algo más grande y más real que yo
hay en mí, va en mis huesos:

Tierra incansable,
firma
la paz que sabes.
Danos
nuestra existencia a
nosotros
mismos.

ANTONIO GAMONEDA
(Del libro “Blues castellano”)

Un cuadro de Jorge Pedrero.

Un cuadro de Jorge Pedrero.

“Del tiempo de las cerezas”. CARLOS PIERA sobre ANTONIO GAMONEDA

[Este texto de Carlos Piera se publicó inicialmente en la revista vasca Zurgai, en el número monográfico especial dedicado a Gamoneda, de diciembre de 2001, titulado “Con Antonio Gamoneda”. Posteriormente Carlos Piera lo recogió en su libro La moral del testigo. Ensayos y homenajes (Madrid, Antonio Machado Libros, 2012).]

"La moral del testigo", un libro de Carlos Piera.

“La moral del testigo”, un libro de Carlos Piera.

“Gamoneda: Del tiempo de las cerezas”

Por CARLOS PIERA

Y pensar que decir esto da reparo. Algo tiene de malo nuestro tiempo o cualquier tiempo, el utillaje con que comentamos la poesía o, también, cualquier otro instrumental semejante. Parece que va uno a estropear la velada con una inconveniencia que, para colmo, enuncia lo que todo el mundo sabe.

Antonio Gamoneda puede mirar desde más abajo y sabe mirar más de cerca. Entré en la casa y me quité el abrigo / para que mis amigos no supieran / cuanto frío tenían. Eso no se aprende: eso se es, y ya está. Está ya ahí como lo que es uno, y lo que es uno tiene un agujero grande, renovándose desde la niñez con cada oficio y cada ejercicio, incomprensible y por ello solicitándole a uno constantemente. Eso define infancia (la espalda de la indiferencia…, la curiosidad de los perros y la piedad de las mujeres), trabajo (Va a hacer diecinueve años / que trabajo para un amo. / Hace diecinueve años que me da la comida / y todavía no he visto su rostro) y amor (Todos los días salgo de la cama / y digo adiós a mi compañera. / Vean: cuando me pongo los pantalones, / me quito / la / libertad). Todo en la vida es, entonces, incomprensible. Solo que le pasa a casi todo el mundo.

(más…)

‘Blues castellano’: el expediente de la censura franquista (1968)

...

Portada descolorida (la real era negra, no marrón) de la primera edición de “Blues castellano” (1982).

“Don 14” y “Don 29”. Así se denomina en el expediente a los dos lectores-censores que en 1968 leyeron el primer manuscrito de “Blues castellano” de Antonio Gamoneda, y que desaconsejaron su publicación íntegra. Mientras realizaba su tesis sobre Gamoneda, la investigadora Carmen Palomo logró encontrar el expediente de la censura franquista en los archivos de Alcalá de Henares —casi 40 años después de que se denegara el permiso de publicación del libro íntegro–, con el manuscrito original y los doce poemas que fueron censurados (y de esa forma paradójicamente “salvados” para la posteridad por la propia censura, ya que el poeta no había conservado el libro primigenio).

Por ELOÍSA OTERO

“Libro de versos muy malos, de temática y métrica diversa. Sobre todos ellos campan un sentido de resentimiento y odio. Muchos de ellos aparecen con citas de Marx, Lefevbre y otros marxistas. La tónica general de la obra es demagógica, pues aunque no lo dice claramente, el ambiente de desolación que pinta se refiere a España. Así mismo, tiene sus toques de ateísmo. La obra carece en absoluto de valor, pero como hay algunos poemas que pueden ser pasables, se ha preferido señalar, en las páginas marcadas, pues no están numeradas, los poemas que deben ser suprimidos. Con estas tachaduras es publicable”.

Así reza el informe del lector-censor “don 29” (sic) que figura en el expediente de la censura franquista que, en 1968, desaconsejó la publicación completa del libro ‘Blues castellano’, de Antonio Gamoneda. El poemario tuvo que esperar a 1982 para ser publicado íntegramente, en Ediciones Noega (Gijón).

(más…)

“Antonio Gamoneda: límites”, una tesis doctoral de Carmen Palomo (2007)

Carmen Palomo, autora de una tesis sobre Gamoneda.

Carmen Palomo, autora de una tesis sobre Gamoneda.

[El siguiente texto constituye el apartado final del libro Antonio Gamoneda: límites, publicado por la Universidad de León en el año 2007. El libro recoge la mayor parte del contenido de la tesis doctoral de Carmen Palomo sobre el poeta Antonio Gamoneda.]

CONCLUSIONES:

Por CARMEN PALOMO

A lo largo de la lectoescritura hemos ido anotando las reflexiones que nuestra amplia selección de textos de Antonio Gamoneda nos han sugerido. Ha sido un recorrido guiado por ciertas premisas y sembrado de hallazgos. Es el momento de la recopilación, de explicitar las inferencias y ordenar la dispersión de datos y apreciaciones, partiendo de los cuatro grandes apartados de los que hablábamos en los preliminares.

Nuestra aproximación a Blues castellano, como primera obra de madurez del autor, nos ha posibilitado un repaso a los antecedentes biográficos, intelectuales, ideológicos y éticos que, creemos, sustentan toda la escritura posterior de Antonio Gamoneda. Al mismo tiempo, la revisión de ciertos tópicos comúnmente establecidos por el discurso crítico —la pertenencia generacional, la poesía social, el peso y el modo del compromiso como testimonio histórico…— nos ha permitido ubicar al autor con relación a sus coetáneos para arribar a una comprensión más exacta de las raíces de su marginalidad poética.

(más…)

El poema “Malos recuerdos”, emblema para la antología de “Capital Animal”

Detalle de ‘Perro semihundido’, una de las pinturas negras de Goya.

Detalle de ‘Perro semihundido’, una de las pinturas negras de Goya.

“MALOS RECUERDOS”

“La vergüenza es un sentimiento revolucionario”
Karl Marx

Llevo colgados de mi corazón
los ojos de una perra y, más abajo,
una carta de madre campesina.

Cuando yo tenía doce años,
algunos días, al anochecer,
llevábamos al sótano a una perra
sucia y pequeña.

Con un cable le dábamos y luego
con las astillas y los hierros. (Era
así. Era así.

                                          Ella gemía,
se arrastraba pidiendo, se orinaba,
y nosotros la colgábamos para pegar mejor).

Aquella perra iba con nosotros
a las praderas y los cuestos. Era
veloz y nos amaba.

Cuando yo tenía quince años,
un día, no sé cómo, llegó a mí
un sobre con la carta del soldado.

Le escribía su madre. No recuerdo:
“¿Cuándo vienes? Tu hermana no me habla.
No te puedo mandar ningún dinero…”

Y en el sobre, doblados, cinco sellos
y papel de fumar para su hijo.
“Tu madre que te quiere.”

                                         No recuerdo
el nombre de la madre del soldado.

Aquella carta no llegó  a su destino:
yo robé  al soldado su papel de fumar
y rompí  las palabras que decían
el nombre de su madre.

Mi vergüenza es tan grande como mi cuerpo,
pero aunque tuviese el tamaño de la tierra
no podría volver y despegar
el cable de aquel vientre ni enviar
la carta del soldado.

ANTONIO GAMONEDA
(Del libro “Blues castellano”)

(más…)