Día Mundial de la Poesía

Aurelio González Ovies leyó en Oviedo el mensaje enviado por Gamoneda en el Día de la Poesía

Parte del mural del pintor Toño Velasco. Fotografía: Laura Cadaduje / La Nueva España.

El verso se queda en la calle

Escritores y políticos de Oviedo participan recitando poemas en la inauguración de la Corrada de la Poesía

Publicado en La Nueva España el 22.03.2019 

El verso se echó ayer a la calle en Oviedo, y lo hizo para quedarse, ya que la plaza situada a la altura del número 18 de la Avenida de Santander, hasta ahora sin nombre, pasará a formar parte del callejero ovetense como la Corrada de la Poesía. La nueva placa se destapó durante un acto dedicado a Antonio Gamoneda en el que un buen número de escritores asturianos recitaron poemas para celebrar por todo lo alto el Día Mundial de la Poesía.

La encargada de dirigir el acto fue la poeta Yasmina Álvarez, que fue dando paso a un nutrido grupo de integrantes de la Asociación de Escritores de Asturias con su presidenta, María Esther García López, a la cabeza. Al escenario se subieron, entre otros, Agustín Alonso, Roberto González Quevedo, Julia Urdiales, Carmen Sánchez, Mirta Chamorro, Marta Mori, David Fueyo, Cristina Álvarez de Cienfuegos o José Marcelino García. Pero también lo hicieron representantes de la Asociación de Mujeres Pachamama, integrantes de los clubes de lectura de la red de bibliotecas municipales o lectores de distintas nacionalidades –como el nigeriano Odion Osato o el sirio Rabide Safadi–, que recitaron poemas en distintos idiomas. Se animaron hasta los políticos, el primero el Alcalde Wenceslao López, a quien siguieron representantes de los diferentes grupos políticos.

El poeta Aurelio González Ovies leyó un emotivo mensaje enviado por Antonio Gamoneda, que no asistió “por la vieyura”, pero alabó por boca de Ovies la iniciativa de otorgarle una plaza a la poesía en Oviedo.

  • Puedes leer el mensaje de Gamoneda AQUÍ

21 de Marzo / Un poema de “Libro del frío”, de Gamoneda

© Fotografía: Eloísa Otero.

:: Poema de “Libro del frío”

El animal del llanto lame las sombras de tu madre y tú recuerdas otra edad: no había nada dentro de la luz; sólo sentías la extrañeza de vivir. Luego venía el afilador y su serpiente entraba en tus oídos.

Ahora tienes miedo y, de pronto, te embriaga la exactitud: la misma fístula invisible está sonando bajo tu ventana: ha venido el afilador.

Oyes la música de los límites y ves pasar al animal del llanto.

ANTONIO GAMONEDA

La Universidad Complutense de Madrid celebra con Gamoneda el 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía 2018

El Día Mundial de la Poesía 2018, 21 de Marzo, se celebrará un en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid. Será de 12:30 a 14:00 en el Paraninfo y habrá además una lectura de poemas de Antonio Gamoneda por y la interpretación del violinista Jorge Núñez

:: AGENDA 21 DE MARZO 2018 / DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

FACULTAD DE FILOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

11:30-12:30 horas

  • Los Susurrantes (UC3M) homeajean a Antonio Gamoneda.
    Lugar: Hall de la Facultad de Filología, edificio A.
    Descripción breve: Lectura de diversos poemas de Gamoneda a cargo de los Susurrantes.

12:30-14:00 horas

  • Encuentro con Antonio Gamoneda
    Lugar: Paraninfo de la Facultad de Filología, edificio A.
    Descripción breve: Dentro de las actividades de Día de la Poesía, contaremos con la presencia del poeta Antonio Gamoneda para hablar con los estudiantes de poesía.
    Participan: Sergio Santiago Romero y Cristina Sanz Ruiz.
    El actor Daniel Migueláñez leerá poemas de Antonio Gamoneda.
    Jorge Núñez Collel interpretará al violín los interludios musicales del acto.
    #EncuentroConGamoneda

Exposición por el Día de la Poesía

  •  Amé todas las pérdidas: la poesía de Antonio Gamoneda
    Exposición
    de los fondos documentales de la Universidad Complutense, manuscritos y acuarelas de Cristina Sanz inspiradas en  la obra del poeta.
    Comisarios: Emilie Ricoux, Denitsa Yordanova y Sergio Santiago.
    Lugar: Biblioteca de la Facultad de Filología, edificio A.
    Del 19 de marzo al 13 de abril.

→ TODO EL PROGRAMA AQUÍ

Un discurso de Antonio Gamoneda que ha dado la vuelta al mundo

gamnievecolumn

Antonio Gamoneda. Fotografía: Eloísa Otero.

Antonio Gamoneda reclama la insurgencia poética contra la injusticia”, “Gamoneda llama a la revolución”… titularon los medios de medio mundo cuando el poeta pronunció este discurso vibrante, sencillo e íntegro, en el encuentro-homenaje a los Premios Cervantes que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de España, Madrid, el 9-X-2012.

Por ANTONIO GAMONEDA

Saludo afectuosamente a las dignísimas autoridades civiles y académicas, con mención llena de gratitud de las que son regidoras de esta noble y tricentenaria Institución, y a vosotros, queridos y admirados compañeros en la distinción que nos congrega, y a todos ustedes, señoras, señores, amigas y amigos:

Toda significación cervantina es significación de nuestro amor y nuestro respeto a la persona y la obra de don Miguel de Cervantes. Don Miguel fue un español genial, tristemente viviente en una España polarizada en el poder económico, fuese éste monárquico, eclesial o feudal, y en la pobreza, propietaria ésta tan solo de la indefensión, el analfabetismo y el hambre.

Algo, poco, he dicho ya de la persona. Voy a decir también de la obra. Sin rehuir el tópico. Y voy a auxiliarme citando a Nazim Hitmet, el gran poeta tueco del pasado siglo. Decía Nazim en unos versos de su poema “Don Quijote”:

“El caballero de la Eterna Juventud / obedeció, hacia la cincuentena, / a la verdad que latía en su corazón. / Partió una bella mañana de julio/ para conquistar lo bello, lo verdadero y lo justo. / Delante de él estaba el mundo/ con sus gigantes abyectos, / y bajo él, Rocinante, / triste y heroico. / Yo sé/ que una vez que se cae esta pasión/ y se tiene un corazón de un peso respetable, / no hay nada que hacer, Don Quijote, / nada que hacer: / hay que luchar con los molinos de viento.”

Está claro: los molinos son gigantes, los gigantes son poderosos, su ejercicio es la maldad, y el Caballero de la Eterna Juventud, el abatido, debe comprender y comprende, que su infortunada verdad sigue consistiendo en la causa necesaria de luchar contra esa maldad.

En Don Quijote, en su bella locura, hay un trasunto, una creación autorreferente de Cervantes. Incluso en el caso de que fuese inconscientemente activada, es una proyección de su vida. Don Miguel, para vivir, tenía que ofrecerse a la muerte; vender su sangre en el mercado de las batallas originadas por el enfrentamiento de intereses entre los poderosos.

Los escritores amamos la paz. Y todos ustedes. Pues bien, históricamente ahora mismo, ante el dolor español y planetario de una pobreza que comporta hambre, enfermedad y muerte, nuestro lenguaje (naturalmente, no hablo solo de la escritura poemática), ha de ser poética y moralmente subversivo. Y nuestra conducta. El sufrimiento de causa social es nuestro sufrimiento y penetra nuestra conciencia, que creación literaria que no lleve consigo conciencia no es creación.

Incruentos como Don Quijote, numantinamente resistentes, pacíficamente revolucionarios, queridos escritores cervantinos todos: “hay que luchar contra los molinos de viento”.