El río de los amigos

Cinco apuntes sobre el poeta y un poema de Eloísa Otero para Antonio Gamoneda (2010)

Antonio Gamoneda. Fotografía: Eloísa Otero.

CINCO APUNTES SOBRE EL POETA

1.- “El padre de esa niña es ateo”, susurró una compañera de colegio. Yo no sabía entonces qué significaba esa palabra. “Que no cree en Dios y no va a misa”. A lo de ateo se unió más tarde que el padre de aquella niña también era poeta. Desde entonces, para mí, ser poeta va unido a ser ateo, que no al revés. Quizá por eso cuando leo un poema que habla de dios, o habla con dios, o habla por dios… me mosqueo, inevitablemente desconfío. “Los buenos poetas no mienten”, me digo.

2.- Años después escucharía esta frase cientos de veces:
—”Mi padre está trabajando”.
Así me lo imaginaba yo: Un escritor, un poeta, es alguien que trabaja, que se encierra durante horas y horas esperando a que se le aparezcan las palabras mágicas, dudando sobre si sabrá o no reconocerlas, mientras dibuja en sus cuadernos paisajes de la memoria y de la imaginación, paisajes interiores que se adentran buscando el más adentro todavía, los capítulos de la vergüenza, las palabras de la gran mentira, pomada para calmar el prurito, consuelo y antídoto, las horquillas apretadas en el moño de mamá, las caricias de espantar pánicos…

3.- Metáfora inusitada no implica error de interpretación. “En la poesía es el lenguaje el que genera pensamiento”. Y se hace la luz. El pensamiento, esa voz hasta entonces inaudible, esa voz de la que no se sospechaba siquiera su existencia, conforma una nueva realidad en la que se contiene, a su vez, el secreto de cómo contar la historia sin traicionar la historia.

4.- Entre la Casa de Botines y el Banco Herrero hay un pequeño pasadizo empedrado. Algunas veces la verja está abierta. La vidriera de una de las paredes del edificio bancario da a ese pasadizo, y si entras se pueden leer unas palabras al revés. “La luz es para todos los hombres. / También la tierra lo será algún día. / Si tu pensamiento es libre como la luz / que tus manos sean generosas como la tierra”. Alguien dice: “Parecen versos de Gamoneda“. ¿Lo son?

5.- Así, tal cual, lo soltó con admiración su amigo Pablo: “Para mí Antonio se ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo gracias a su poesía, y no porque posea riquezas ni dinero. Pero viaja por todo el mundo y le pagan por ello. Le reciben como a un príncipe, cuando habla todos se callan para escucharle… y, encima, ¡no necesita guardaespaldas!”.

Antonio Gamoneda. Fotografía: Eloísa Otero.

— — —

Un poema para Antonio Gamoneda:

 ~ ~ ~

LECCIONES DE COSAS

“Vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo. La libertad esencial es la de elegir nuestra actitud, sean cuales sean las circunstancias que nos rodean”.
Viktor Frankl

— ¿El tiempo cambia las cosas?

— No. Hacer cosas cambia las cosas. No hacer cosas deja las cosas como estaban.

Mides el tiempo.

Escribes para mantener la calma.

 

Escribes

y parece que no haces nada ruin,

pero no estás donde tenías que estar.

Es como si las palabras jamás fuesen tan buenas

como para justificar ese acto.

A. G.: “Tú deja que surjan los problemas, y entonces actúa. No los crees antes de que aparezcan. Y sobre todo: no los multipliques”.

Portada de “El río de los amigos”.

Textos publicados en el libro:
‘EL RIO DE LOS AMIGOS: ESCRITURA Y DIALOGO EN TORNO A GAMONEDA’
de VV.AA., con coordinación de Rafael Saravia. Ed. Calambur. Madrid, 2009.

“Poesía, alimento, libertad”, por Jorge Riechmann

Jorge Riechmann.

Jorge Riechmann.

[Texto publicado en “El  río de los amigos. Escritura y diálogo en torno a Gamoneda”. Madrid, Calambur, 2009]

POESÍA, ALIMENTO, LIBERTAD
(NOTAS PARA ACOMPAÑAR A ANTONIO GAMONEDA)

Por JORGE RIECHMANN

1

Un poeta es alguien que se extraña, en un doble sentido. Situado ante el mundo y en el lenguaje, se asombra; y por otra parte reconoce en la palabra una potencia de extrañamiento que puede catapultar al ser humano muy lejos en el seno de la realidad.

Nos alumbra el deseo de la palabra otra. No por ningún afán preciosista de singularidad: porque queremos acompañar a la realidad hasta sus consecuencias, siempre penúltimas. Porque los vínculos más intensos a veces son los menos visibles.

Poesía realista: aquella en la cual la palabra es realidad. Lo ha indicado Antonio Gamoneda con plena clarividencia. La escritura no debe ser “explicación, referencia, adorno, rasgo de ingenio”, sino “ella misma realidad”.

Y sigue el poeta: “qué desolador disparate —menos mal que ocurre pocas veces— hojear el periódico y encontrarse en el listado de ‘los más vendidos’ un libro de presunta poesía clasificado como ‘ficción’, cuando la poesía o es sustancialmente realidad o no es poesía”.

No sabemos lo que dice la poesía; pero no renunciamos a saberlo.

(más…)

Un poema de Gonzalo Rojas dedicado a Gamoneda

Juan Carlos Mestre, Gonzalo Rojas y Gamoneda, en una imagen retrospectiva.

Juan Carlos Mestre, Gonzalo Rojas y Gamoneda, en una imagen retrospectiva.

GAMONEDA

Entre tantos y tantos que habré leído en español hermoso
estoy por este Antonio
del Machado para acá
que dice y entredice el Mundo y vuela
a lo Yepes y no le da
a la caza alcance y no para en el juego
en las galaxias y va y vuelve
hasta los hoyos negros de los que no vuelve nadie,
cuídenlo, es el niño.

GONZALO ROJAS

[Este poema de Gonzalo Rojas aparece publicado en “El  río de los amigos. Escritura  y diálogo en torno a Gamoneda”. Madrid, Calambur, 2009]

 

“El río de los amigos”, en el blog de MANUEL GARRIDO PALACIOS

Antonio Gamoneda
EL RÍO DE LOS AMIGOS

Por MANUEL GARRIDO PALACIOS

Portada de "El río de los amigos".

Portada de “El río de los amigos”.

A veces recuerdo lo que aún no ha sido, como el haber leído antes el libro ‘El río de los amigos’ (Calambur, 2009) dedicado a Antonio Gamoneda, título también de un poema suyo, como el que da nombre a este artículo: eco de la obra compuesta en su honor por un grupo de escritores reunidos por Rafael Saravia para cantar a quien mereció, entre otros, el Premio Cervantes; digamos para un poeta de los que marcan huella.

Saravia, “guiado por la conciencia despierta de Gamoneda y la impregnación emotiva que suponen sus poemas”, ha editado este homenaje al maestro con una nómina procedente de varias generaciones. Así, Tomás Sánchez dice que llegó “hasta Gamoneda con la sensación de quien se entera tarde de una fiesta”. Miguel Casado se pregunta “¿Cómo aparece un gran poeta? Resulta difícil no sentirlo como un fenómeno misterioso”. Antonio Colinas: “Llegó a mis manos Sublevación inmóvil, libro de Gamoneda, que me abrió al campo de su poesía”. Niall Binns: “Ha de llover es una rara y estremecedora incursión de Antonio en la poesía civil”. Amalia Iglesias: “Gamoneda es un poeta transparente, universal”. Gonzalo Rojas: “Entre tantos y tantos que habré leído en español hermoso / estoy por este Antonio / del Machado para acá / que dice y entredice el Mundo”. Jorge Riechmann: “Lo ha indicado Gamoneda: La escritura no debe ser ‘explicación, referencia, adorno, rasgo de ingenio’, sino ‘ella misma realidad’”. María Nieves Alonso: “Escritura de seducción es la de Gamoneda, el autor de libros que siempre fluyen hacia lo otro”.

(más…)

“El río de los amigos. Escritura y diálogo en torno a Gamoneda” (Calambur)

Portada de "El río de los amigos" (Ed. Calambur)

Portada de “El río de los amigos” (Ed. Calambur)

El  río de los amigos
Escritura  y diálogo en torno a Gamoneda
Varios Autores

Calambur Editorial
Colección: Poesía, 98
Madrid, 2009. 180  páginas
ISBN: 978-84-8359-181-9

En El río de los amigos –título también de un poema de Gamoneda–, un conjunto de escritores y críticos celebra la trascendencia de la obra de Antonio Gamoneda, así como el renovador sustrato que ésta aporta al panorama de las letras hispanas contemporáneas. Rafael Saravia ha reunido a un grupo privilegiado de lectores de la obra del Premio Cervantes leonés, cuyas contribuciones despliegan un diálogo creativo y reflexivo entre las señales impresas en los libros de Gamoneda y la impronta recibida de ellas por estos autores y amigos, procedentes de distintas generaciones.

(más…)