Charlas en honor a Gamoneda, en la FILEM 2021

La poesía en su cruce con la biografía, la poesía vinculada con el ensayo, así como con la traducción, el misticismo, la naturaleza, pero también en su diálogo con la música de rap y el performance… son los ejes que atraviesan y determinan las 250 actividades del programa de la séptima edición de la Feria Internacional del Libro del Estado de México (FILEM) 2021, que en formato híbrido se realizará del 24 de septiembre al 3 de octubre en el Centro de Convenciones Edomex, en Toluca.

Recitales poéticos, un stand up poético a cargo del músico Jaime López y poesía a ritmo de rap complementarán el programa de esta feria cuyo evento más destacado es la entrega del Premio FILEM 2021 para el poeta y ensayista David Huerta; también habrá homenaje a la poeta, traductora e intérprete Silvia Pratt, y charlas en honor del poeta español Antonio Gamoneda; y por los 200 años del natalicio del francés Charles Baudelaire y los 200 años del fallecimiento del poeta británico John Keats.

Juan Carlos Muciño, de Servicios Culturales de la Secretaría de Cultura y Turismo del Estado de México, asegura que a lo largo de 10 días tendrán un programa en el que participan más de 100 escritores, como Mohsen Emadi, Laura Giordano, Arturo Borra, Cristina Rivera Garza, Gerardo Sifuentes, Myriam Moscona, Vicente Quirarte e Isabel Zapata, Félix Suárez y Flor Cecilia Reyes.

  • La  noticia original, AQUI

Gamoneda recitará poemas en Oviedo, y Cova Villegas & Delta Galgos interpretarán ‘Blues castellano’

La cantante Cova Villegas con el dúo Delta Galgos, formado por los guitarristas Marcos Cachaldora y Gonzalo Ordás.

El Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo acogerá el 2 de octubre de 2021 un recital de Antonio Gamoneda, que se culminará con la actuación de la cantante asturiana Cova Villegas y el grupo Delta Galgos interpretando sus versiones de “Blues castellano”.

En el ADN de la marca cultural Noche Blanca, un invento de París que ha dado la vuelta al mundo, está, junto a la gratuidad, la nocturnidad y la vanguardia, el empeño en abrir los secretos de la ciudad a sus vecinos al menos durante una noche, en hacer palanca de urbanismos posibles. En el caso de Oviedo también ha sido así desde las primeras Noches Blancas, con largas colas para entrar en la Fábrica de Gas en 2013 o en la de La Vega en 2014, la primera vez que se abrió para este tipo de actividades.

Ahora, en este 2021 en que la noche de las vanguardias recupera programación poscovid, el próximo 2 de octubre, a las 21.30 horas, uno de los grandes poetas vivos del país, el ovetense Antonio Gamoneda estará en el Auditorio Príncipe Felipe. La visita del premio “Cervantes” se produce en circunstancias muy especiales. A sus 90 años, Gamoneda viene desde León, donde reside, a su tierra natal acompañado, en idéntico viaje a las raíces, por la cantante Cova Villegas. El poeta, presentado por el escritor Fernando Menéndez, recitará parte de su obra. Villegas, acompañada por su grupo “Delta galgos” (formado por los guitarristas Gonzalo Ordás y Marcos Cachaldora) interpretará parte del disco de 2018 en el que adaptó algunos de los poemas de “Blues castellano”, una de las obras mayores de Gamoneda, nuevo realismo social que tardó 22 años en publicarse debido a la censura y que lo hizo, precisamente, en una editorial asturiana, Noega, dirigida por Álvaro Díaz Huici.

(más…)

“RTVE repasará las generaciones de poesía española, de Antonio Gamoneda a Mario García Obrero”

Haz un click.

Una Radio Televisión Española más centrada en las artes, la ciencia y la educación. Ese es el objetivo de Ignacio Elguero de Olavide, director de Educación, Diversidad Cultural e Internacional de la corporación. Para ello, además de crear nuevos contenidos en radio y televisión, redobla la apuesta por el Canal Internacional, refuerza las coberturas de las grandes citas culturales, como la Feria del Libro de Madrid y la de Fráncfort, y recupera formatos clásicos que en su día conectaron con la audiencia, como La edad de oro y A fondo.

En una primera fase de este gran proyecto transversal que él dirige, planea actualizar casi por completo la parrilla del Canal Internacional. La intención de RTVE (…) es la de “producir, poco a poco, contenidos para este canal que luego puedan saltar a otros espacios de RTVE”. Uno de esos programas estará dedicado a repasar todas las generaciones de la poesía española, de Antonio Gamoneda al joven Mario García Obrero.

Gamoneda participará en los ‘Diálogos literarios’ hispano-rumanos, en Madrid

En el marco del aniversario de 140 años de relaciones diplomáticas entre Rumanía y España, tendrá lugar del 20 al 22 de septiembre de 2021, durante la Feria del Libro de Madrid, un amplio programa de ‘Diálogos literarios’ hispano-rumanos organizado por el Instituto Cultural Rumano de Madrid y la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE), con la colaboración de la Unión de Escritores de Rumanía, el Centro Nacional del Libro (ICR), CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos), el Instituto Cervantes, el Centro Cultural Casa de Vacas – Retiro (Ayuntamiento de Madrid), Casa Museo Miguel de Cervantes, la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares, y bajo los auspicios de la Embajada de Rumanía en el Reino de España.

El poeta, Premio Cervantes, 2006 Antonio Gamoneda leerá sus poemas en el encuentro.

Estos Diálogos literarios consisten en una serie de mesas redondas al más alto nivel en las que participarán representantes de las diversas etapas del proceso editorial: editores, instituciones que apoyan a traductores y escritores, libreros, críticos literarios, poetas, narradores, dramaturgos, de varias generaciones literarias, investigadores hispanistas y “rumanistas” y periodistas culturales.

Lunes, 20 de septiembre 2021
Madrid, Centro Cultural Casa de Vacas, Parque de El Retiro

18:30 h – 21:00 h Recital poético “Diálogos literarios hispano-rumanos: poetas en escena”

Participan:
Ana Blandiana, Dinu Flamand, Denisa Comănescu, Denisa Duran, Corina Oproae, Ioana Gruia, Antonio Gamoneda, Javier Lostalé, Rosana Acquaroni, Fanny Rubio, Julieta Valero.
Presenta: Javier Lostalé.
Lecturas poemas traducidos del rumano: Beatriz Bergamín, actriz.
Recital musical “Versos en el pentagrama”: Rafa Mora, Moncho Otero, cantautores.

Entrada libre hasta completar el aforo.

Martes, 21 de septiembre
Madrid, Salón de actos del Instituto Cervantes (Calle Barquillo, n.º 4, Madrid)

10:00 h – 10:45 h Apertura institucional y firma del convenio de colaboración ACE & USR

Contará con las intervenciones de los representantes de gobiernos e instituciones de ambos países y de las entidades organizadoras y patrocinadoras. En esa sesión se procederá a la firma del Acuerdo de colaboración entre la Unión de Escritores de Rumanía y la Asociación Colegial de Escritores de España.

11:00 h – 12:15 h “TRADICIÓN Y VANGUARDIA EN LA POESÍA HISPANO-RUMANA”

Participan: Ana Blandiana, Dinu Flamand, Jordi Doce, Antonio Gamoneda, Rosa Lentini          
Moderador: Alfonso Armada.

12:30 h – 13:45 h “LOS RETOS DE LA LITERATURA EN TRADUCCIÓN: LOS EDITORES”

Participan:
Manuel Gil, Director de la Feria del Libro de Madrid.
Horia Barna, director del Centro Nacional del Libro, Instituto Cultural Rumano de Bucarest.
Denisa Comănescu, Editorial Humanitas.
Sergio Suarez, Editorial Pre-textos.
Valeria K. Rivera de Rosales, Editorial Xorki.
Moderador: Ignacio Vidal Folch.

(más…)

Gamoneda en Fabero: «César Terrón luchó por la democracia plena que aún no tenemos»

Carmen Busmayor y Antonio Gamoneda, a su llegada a la Casa de la Cultura de Fabero. Busmayor se ha inspirado en unos versos de Gamoneda para escribir el poema ‘Las madres pan’, dedicado a las mujeres que tuvieron hijos represaliados por la dictadura. Foto: L. DE LA MATA / Diario de León.

El poeta Antonio Gamoneda participó en Fabero en el homenaje al guerrillero enterrado en Vega de Espinareda

Por CARLOS FIDALGO
Publicado en Diario de León, el 5 de septiembre de 2021

En la puerta de la Casa de la Cultura de Fabero, abordado por el periodista, el poeta Antonio Gamoneda, cada vez más lúcido a sus 90 años, habló ayer del campesino, del minero, del guerrillero antifranquista, del huido, del maquis, del emboscado César Terrón, que murió abatido en el monte de Villar de Otero un día de julio de 1940. Todo eso fue. Todo eso le llamaron. Y se hizo un silencio hondo a su alrededor entre la gente que aguardaba el momento de sentarse para oír sus palabras en el homenaje a las víctimas del franquismo que organizaban los familiares de Terrón y el Foro de la Memoria, después de colocar una placa de recuerdo en el cementerio de Vega de Espinareda.

«César Terrón es un ejemplo que no debe ser olvidado —dijo el autor del Libro del frío, que fue niño de posguerra— un ejemplo que debe permanecer en la memoria». Y añadió, en una idea que repite a menudo con la claridad de los años, que «la lucha de los huidos, de los maquis, de los guerrilleros, de los emboscados, que así les llamaron, fue por algo que todavía no está logrado; por una democracia plena. Porque una democracia real y no aparente como esta no lleva dentro una dictadura económica». Nuestra democracia, volvió a repetir, por mucho que haya traído otras libertades está coja.

¿Y quién fue César Terrón, el hombre elogiado por Gamoneda? La respuesta esta vez es de otra poeta, la berciana Carmen Busmayor, que ayer acompañó al escritor nonagenario y al historiador Alejandro Martínez en el escenario de Fabero. «Sin actos como este alguien podría pensar que César Terrón fue un delincuente», aseguraba Busmayor porque el régimen de Franco trató a todos los guerrilleros como si solo fueran vulgares bandidos. César Terrón, como dijo Gamoneda, como recordaron tres de sus sobrinas en el cementerio de Vega de Espinareda —donde desde ayer una placa de la artista Soraya Triana le recuerda— fue un campesino, y un minero, que combatió por la República y se echó al monte cuando cayó el frente de Asturias. Uno de esos hombres derrotados a los que se refería Max Aub —recordó Ana Terrón Bañuelos— cuando los describía con la guerra acabada, cansados, sucios, rotos, pero sin perder del todo la esperanza mientras aguardaban la oportunidad de ir al exilio en el puerto de Alicante. «Son lo mejor del mundo. No es hermoso, pero son lo mejor del mundo, no lo olvides», le decía a su hijo uno de los personajes de Aub.

«Sin memoria no hay futuro», había advertido Ana Terrón Bañuelos a quienes asistieron al descubrimiento de la placa en el muro interior del cementerio de Vega. A César Terrón Abad lo enterraron en algún lugar del exterior del camposanto, pero su tumba nunca estuvo señalizada y con la ampliación del recinto es casi imposible dar con sus restos.

Antonio Gamoneda tenía nueve años cuando mataron a César Terrón, pero sí conoció a su hermano, el filósofo Eloy Terrón. Después de pasar por delante del busto que le recuerda frente a la Casa de la Cultura de Fabero, apoyado en su bastón, el Premio Cervantes y Premio Reina Sofía de Poesía, le contaba al periodista que acudía a homenajear al hermano de su amigo Eloy; otro que también combatió por la República y fue condenado por ello antes de estudiar Filosofía. «Vengo a hacer lo que pueda», afirmó el poeta con voz grave, cristalina, en medio del hondo silencio que provocaron sus palabras. Y ese fue un buen comienzo.

Gamoneda recordará en Fabero al guerrillero César Terrón y a las víctimas del franquismo

Publicado en Diario de León, 25-8-2021

Será el próximo 4 de septiembre de 2021, primero en el cementerio de Vega de Espinareda y después en la Casa de Cultura de Fabero. Los asistentes recordarán al guerrillero César Terrón, al capitán de batallón Higinio Carrocera, y a todas las víctimas del franquismo represaliadas en la zona. Y entre las voces que apelarán a la memoria, la del poeta Antonio Gamoneda, el autor del Libro del frío, de El vigilante de la nieve, del Libro de los venenos, entre otros poemarios, Premio Cérvantes, Premio Reina Sofía de Poesía, entre otros premios, y un hombre que vivió de niño la miseria de la posguerra.

Haz un click para leer la noticia en leonoticias.com

Poemas de ‘Mortal 1936’, de Gamoneda

Obra de Juan Barjola.

Mortal 1936

(1994)

Hierven bajo las túnicas de la ira;
hierven los números y los ácidos
depositados en su espíritu.

Veo el mercurio en las pupilas, líquidos
negros, la fertilidad
de los cuchillos y las sombras; veo
los agujeros y los párpados.

Siento la herida musical, el llanto
multiplicado por el viento, el sol
en la pared de los agonizantes.

Ésta es la soledad de mil cabezas,
la gárgola que aúlla, la gallina
desesperada.
             Al fin, surten las fuentes
sangre, vértigo, luz, acero, lágrimas.

— – —

El miedo entra en la blancura; aún
sus alas hienden la serenidad
y disciernen la sal y la ceniza.

Lívidas hélices y, en el espesor,
lentitud de los pájaros, augurios
en las venas azules de las aguas.

Ah pétalos temibles, semejantes
a las escamas puras de la cólera.

Ah pena corporal, amor herido,
animal de la luz, pueblo abrasado.

— – —

Salen los cuerpos del abismo, ascienden
como azufre solar; su resplandor
atraviesa las aguas.

Hay profecías incesantes. Ved
la transparencia de los signos
y las palomas torturadas.

Éste es el día en que los caballos aprendieron a llorar,
el día horrible y natural de España.

El animal de sombra
enloquece en las pértigas del alba.

ANTONIO GAMONEDA

Poemas del libro 'Mortal 1936 (Pasión y luz de Juan Barjola)'. Mérida, Asamblea de Extremadura, 1994.

‘Mortal 1936’ de Antonio Gamoneda en el memorial ‘Badajoz, 1936’

Haz un CLICK para ir a la noticia…

(…) Riguroso, emotivo, cargado de simbolismo y apoyado en distintas creaciones artísticas inspiradas en este fatídico capítulo de la Guerra Civil, el memorial ‘Badajoz, 1936’ fue inaugurado por la consejera de Cultura, Nuria Flores, en el ‘hall’ del Palacio de Congresos, el lugar donde tuvo lugar el fusilamiento de cientos de pacenses del bando republicano.

La exposición permanente es un homenaje y un lugar de recuerdo donde las víctimas son las protagonistas, un espacio para asomarse al pasado reciente que invita a profundizar más en qué y por qué ocurrió. «En este espacio que acumula el dolor de las víctimas, se simboliza la barbarie de la guerra. Sobre estas cenizas, levantamos este espacio que es físico, pero sobre todo espiritual, un lugar para el encuentro, la concordia y, sobre todo, para el futuro», destacó la consejera, que recordó que este memorial nació del consenso de los grupos políticos del Ayuntamiento de Badajoz, que aprobaron por unanimidad una moción presentada por Podemos el 14 de abril de 2016 para divulgar qué ocurrió en Badajoz en agosto de 1936. (…)

De Neves a Justo Vila

Un fragmento de las crónicas de Mario Neves, el periodista portugués que narró el horror de aquel agosto en Badajoz, la icónica fotografía de René Brút de los cadáveres apilados junto a la tapia del cementerio viejo o la de los tanques en la antigua plaza de toros, y la relación de víctimas que Francisco Espinosa publicó en ‘La columna de la muerte’ forman el cuerpo documental del memorial.

El resto de contenidos abordan lo sucedido a través de los versos de ‘Mortal 1936’ de Antonio Gamoneda; de la prosa de las ‘Lunas de agosto’ de Justo Vila; de la poesía experimental de Antonio Gómez y sus ‘Disparos de luz’; de la maqueta de la maltrecha escultura de Blanca Muñoz que está en la puerta del Palacio de Congresos; y de la música en bucle de la composición de José Ignacio de la Peña dedicada a las víctimas e interpretada por la Orquesta de Extremadura.

No cesará la alondra

ensangrentada en su furioso canto.

Hoy es el día del jamás y el nunca,

ah país del dolor, Extremadura.

Antonio Gamoneda
‘Mortal 1936 (Pasión y luz de Juan Barjola)’.
Mérida, Asamblea de Extremadura, 1994.

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Badajoz, 14 de agosto de 1936, la alondra ensangrentada, un artículo de Manuel Cañada publicado en rebelion.org (2016)

 

Gamoneda: “Las grandes ciudades son una inmensa salvajada” (El Ágora, 2021)

El ganador del Premio Cervantes en 2006 y ya mítico poeta español, Antonio Gamoneda, habla a sus 90 años con ‘El Ágora, diario del agua’ sobre escritura, salud, naturaleza y el empuje de una nueva generación de poetas a los que recomienda que “lean todo”

→Una entrevista de DAVID BENEDICTE 
(publicada el 13 de agosto de 2021 en la sección “Voces por el desarrollo sostenible”)

Cuando Antonio Gamoneda (Oviedo, Asturias; 1931) ajusta el espejo retrovisor de su memoria, le salen libros autobiográficos tan indispensables como Un armario lleno de sombra y La pobreza, publicados ambos por la editorial Galaxia Gutenberg y totalmente necesarios para comprender España y lo que sucedió en ella durante buena parte del siglo XX. Y esto por no hablar de su poesía, la misma que le ayudó a ganar el Premio Cervantes y el Premio Reina Sofía de la Poesía Iberoamericana en aquel 2006 de grato recuerdo que se convirtió en un año clave en su vida y para su obra.

Al otro lado del teléfono, hora convenida, justo después del desayuno. Surge su voz grave, tajante, ronca y dispuesta a poner todos los puntos sobre las íes que sean necesarios a lo largo y ancho de una entrevista en la que, a sus 90 años, vuelve a dejar dos cosas claras. Una. Que su lucidez mental se mantiene a salvo de cualquier amenaza externa. Y dos. Que su pasión por la verdadera poesía aumenta, sin desfallecer, con el paso de las décadas. Conviene prestarle mucha atención. No en vano su voz es la voz de la experiencia.

PREGUNTA.- ¿Cómo sobrelleva la pandemia?

RESPUESTA.- He estado sometido a un claustro, o a un confinamiento como dicen impropiamente, desde el 28 de febrero del año 20. Yo realmente salí 15 días a un monte salvaje asturiano. Aparte de esa breve salida, el mío ha sido un encierro prácticamente carcelario. Sin embargo, lo he llevado bastante bien. Sin sensación de enclaustramiento. Me he dedicado a trabajar furiosamente entre 12 y 14 horas diarias. Y eso ha ocupado el lugar que hubiera ocupado la situación depresiva que supone todo encierro. Lo he pasado bien. Aunque con conciencia de las penalidades que tantísimas personas están atravesando. Pero en lo que concierne a mí situación individual, insisto, he estado bastante bien.

“Hay algo simbólico que es un pequeño jardín en casa que algo consuela”

P.- ¿Qué tal se encuentra de salud?

R.- Bien. Salvo las secuelas de un viejo accidente. Tengo alguna dificultad muy antigua respiratoria, pero la voy sobrellevando. Me encuentro bastante bien. Si no me encontrase bien sería difícil haber trabajado con la intensidad y la cantidad con que lo he hecho este tiempo.

P.- ¿Sigue fumando?

R.- Sí. No mucho al día. Fumo tabaco de liar. Unos ocho o diez pitillos muy finos que me lio o que me lían. No me excedo. No puedo de ninguna manera decir que el tabaco es sanitariamente bueno. Ni que no crea adicción. No se trata de eso. Pero el tabaco sí tiene alguna virtud que no voy a ocultar. El tabaco ayuda, consuela. Se fuma con un gesto que es plenamente natural. Es el gesto del niño en el pecho de la madre y a esta simpleza de los órganos sensibles que succionan está asociada a una especie de bienestar. Yo no soy un vicioso del tabaco por la nicotina ni la adicción química. Lo necesito para tranquilizarme y para trabajar, sobre todo. Necesito tener el pitillo cerca para trabajar. El tabaco es malo, ciertamente, pero tiene alguna no tan pequeña renta positiva y esa es la que me proporciono sin ser fumador constante. A mis años, no voy a modificar esta situación.

P.- ¿Cuánto humo hay en su poesía?

R.- Mucho. No recuerdo si he escrito sin fumar. Son muchos años de tabaco y escritura. Siempre está asociado a mi escritura el pitillo cercano y la posibilidad de ponerlo entre los labios.

P.- ¿Y cuánto paisaje, cuánta naturaleza está asociada a su vida?

R.-Esta larguísima temporada de un año y cuatro meses, poquito. Salvo mis 15 días de naturaleza muy entera y primitiva. Ese monte al que fui en agosto el año pasado y al que volveré este mes, ha sido y es fundamental. Yo me encuentro allí con cervatillos, con ardillas, con tejones. Luego están los pinos, los eucaliptos. Esa naturaleza me viene muy bien. Y este tiempo mi consumo de naturaleza se ha reducido a eso. Hay algo simbólico que es un pequeño jardín en casa que algo consuela. Las hojas de un lauroceraso llegan a mi ventana.

P.- Se habla bastante de la España vaciada, ¿qué tiene usted que añadir?

R.- Eso es un error histórico tremendo. Porque con independencia de la despoblación, las personas dejan el espacio vital con el que han coincidido al nacer y que ha configurado buena parte de nuestra manera de ser y entender. Saltan a la grandísima ciudad y se produce una especie de extrañamiento, de violencia implícita en esa acomodación de gente que, teniendo raíces campesinas, tiene que acomodarse a otra realidad. Y lo hace a veces con gusto, pero con error. Las grandes ciudades son una inmensa salvajada. Este despoblamiento, con independencia de lo que puede dañar a la naturaleza y a la producción agraria, crea una situación ingratamente híbrida. En la gran ciudad se siente constantemente el desequilibrio natural y la irrealidad existencial se agudiza. (más…)

“De poetas provincianos” (diario El Sol, 1991)

Tres de los poetas provincianos citados (Antonio Pereira, Antonio Gamoneda, Eugenio De Nora), fueron investidos como doctores Honoris Causa por la Universidad de León en el año 2000.

De poetas provincianos

Por ANTONIO GAMONEDA
(Artículo publicado en el diario El Sol, en enero de 1991)

El primer poeta provinciano que conocí, sin llegar a verlo con mirada capaz de crear memoria, fue mi padre. Aprendí a leer en un libro suyo cuando no había libros ni escuela: “Rosas pedí en invierno al huerto mío; / bajo la blanca nieve nada había. /  Sólo encontré un rosal muerto de frío / bajo la nieve fría.”

El segundo fue Victoriano Crémer. Victoriano era —es— tierno y espinoso, tenía escoceduras carcelarias y andaba en cuestiones con Antonio González de Lama  (hombre bueno además de presbítero miserablemente beneficiado y de escritor perezoso) y con Eugenio de Nora, marxista practicante, lector en Berna y probable niña de los ojos de Dámaso Alonso. Las cuestiones eran a causa del dibujo que habría de ponerse en la orla fúnebre de ‘Espadaña’, la revista beligerante y pobre que agonizaba en León.

El tercer poeta provinciano que conocí fui yo mismo.

El cuarto fueron Antonio Pereira y Gaspar Moisés Gómez. Antonio es el inventor del erotismo diocesano, además de viajero por el Nepal, narrador afiladísimo y benefactor de la colegiata de Villafranca del Bierzo. Moisés, que lleva más de cuarenta años “dándole a la caza alcance”, transita de las blancuras eucarísticas a los considerandos; de éstos a las elegías aplicables al burro de Asurio y al propio Asurio, y, finalmente, a melancolías que tienen que ver con bragas debidamente legitimadas.

El quinto poeta provinciano es innumerable y, a causa de su juventud, altamente benéfico. Practica, según quien sea el individuo, la diplomacia, la notoriedad metropolitana en el ramo narrativo, la saxofonía ecléctica, el suicidio  anunciado y otras dignísimas labores mercantiles o vocacionales.

Finalmente, el sexto y último poeta provinciano vuelvo a ser yo mismo.

Al segundo, tercero y cuarto nos convocaba el delegado Información y Turismo a los efectos de exaltar la primavera en el aula magna de la facultad de Veterinaria cada 21 de marzo de los años 40 y 50. No cobrábamos. Asistían las autoridades: civiles y militares.

También solíamos concurrir a juegos florales y no se nos daban mal. Hace unos treinta años, los pudientes empezaron a abstenerse. Yo me quedé a mitad de camino: escribía los poemas “alusivos” y un “negro” dotado de esmoquin y aceptable voz firmaba la plica. La gloria entera para él; el dinero, a medias. Otros, más pobres que yo, se tenían que joder y dar la cara.

Al hilo de estos naturales sucesos, algunos conspirábamos. Lo hacíamos con más miedo que gloria. Sin embargo, admitiendo que Franco se murió por sí mismo, yo creo que nuestro miedo hizo algo por España. Sin él, sin este miedo, quizá hubiera sido el Opus Dei quien nos hubiera metido en la OTAN.

Un buen día se me empezó a morir gente y comencé a sentir frío y una lucidez inútil. Ahora, gracias a Dios, vuelvo a disfrutar de una razonable confusión.

Sumando los olvidados, los emigrantes, los triunfadores, los suicidas, me he quedado casi sin poetas provincianos. Yo mismo empiezo ya a desaparecer. Ildefonso Rodríguez, que ni siquiera es cuarentón (lector poderoso y una autoridad en tangos), me viene a ver todos los viernes que no toca el saxofón en Vigo. Menos mal.

Margarita Merino publica «Las “edades” poéticas de Antonio Gamoneda (entre 1947-1998)»

Margarita Merino.

La escritora leonesa Margarita Merino acaba de publicar en este año 2021 el volumen «Las “edades” poéticas de Antonio Gamoneda (entre 1947-1998)», en edición de autor, con origen en su tesis doctoral.

Lo cuenta Eduardo Aguirre en su columna de Diario de León, titulada “Marga Merino, épica de la amistad”:

«(…) Obra de gran interés, por el estudiado y por quien lo estudia. ¿Quién en nuestro país es capaz de escribir 11 páginas de agradecimientos, que además de serlo hacia el poeta y su obra, son un canto a una democracia verdadera, al noble respeto a los maestros (en las aulas o en la vida), recuerdo de los padres y celebración de la infancia, respeto a los vencidos de las guerras y del amor, reivindicación de la concordia sincera…? Leeré el libro con gran interés, porque al leerla siempre siento que está cerca, aunque se encuentre en Tennessee observando a un gorrión en su jardín. El libro incluye al final una larga entrevista que le hizo a Gamoneda en 1996, en la que ella se maravilla de su sentido del humor: “Y hasta reidor”. Pero no hay contradicción en esto, sino misterio. Ya sabes, amiga, que Cervantes nos enseñó que a veces humor rima con amor y con dolor. (…)»

 

Gamoneda en la apertura del Festival Internacional de Poesía de Medellín, que en 2021 se celebra de forma virtual

Haz un CLICK para ver toda la programación.

Esta edición virtual del Festival Internacional de Poesía de Medellín reunirá a 185 invitados de más de cien países, que participarán en las distintas actividades de poesía, musicales y académicas, a lo largo de todo el mes de agosto de 2021. Cada evento de la programación se transmitirá en vivo por la cuenta de Facebook del Festival.

Este año el eje temático del Festival es Memoria, Supervivencia y Porvenir, una franja con la que se espera que confluyan diferentes poéticas que aborden temas como la guerra, la barbarie y la muerte y se extiendan hasta una reflexión sobre la destrucción de la naturaleza.

Entre los invitados latinoamericanos están el colombiano Víctor Gaviria, el ecuatoriano Mario Campaña, la argentina Graciela Maturo, además de algunos poetas indígenas como Natasha Kanapé Fontaine (Nación Innu, Canadá), Jorge Cocom Pech (Nación Maya, México), Juana Peñate Montejo (Nación Chol, México), Adriana López (Nación Tzeltal, México), Manuel Bolom Pale (Nación Maya-Tzotzil, México), Irma Alicia Velásquez Nimatuj (Nación Maya Kíche´, Guatemala), Roxana Miranda Rupailaf (Nación Mapuche, Chile) y Pedro Ortiz (Nación Inga, Colombia).

También participan el poeta sirio Adonis, Antonio Gamoneda (España), Charles Simic (Serbia), Paul Muldoon (Irlanda), Anne Carson (Canadá), Raúl Zurita (Chile), Nimrod Bena (Chad), Abdellatif Laabi (Marruecos), Nuno Júdice (Portugal), Robert Hass (Estados Unidos), Hubert Matiúwaà (Nación Mè’phàà, México), Roger McGough (Inglaterra), Ko Un (Corea del Sur), Ismael Diadié (Malí), Hu Xian (República Popular de China), Marion Bethel (Bahamas), John Agard (Guyana Británica), Michel Cassir (Líbano), Ibrahim Nasrallah (Jordania), Pia Tafdrup, (Dinamarca) y Jan Erik Vold (Noruega).

Antonio Gamoneda, poesía y memoria

“No sé si la voluntad de escribir sobre mi infancia —de escribir mi infancia— tiene alguna causa. El olvido progresa en mí y se hace parte de un silencio intelectual que, fugazmente, me proporciona algo parecido a un bienestar. Un bienestar vacío. En el olvido están los recuerdos. Advierto que mi aprendizaje de vejez no es otra cosa que la forma que adoptan ahora en mí el pasado y sus sombras”. Así comienza Antonio Gamoneda el relato de su vida.

POESÍA COMPLETA

En “Esta luz” se reúnen todos los libros de poemas escritos hasta 2019 por Gamoneda, quien, desde su condición solitaria, ha ido construyendo una de las obras más sólidas, personales y renovadoras de la poesía española contemporánea.
El primer volumen reproduce la edición original de 2004, con un texto nuevamente revisado y corregido por su autor. El segundo, recupera para la poesía “Libro de los venenos”, publicado originalmente en 1995, y recoge, fuertemente revisada y en algunos casos reescrita, toda su producción poética desde 2005, incluidos un conjunto inédito, “Las venas comunales”, y sus últimos poemas.

MEMORIAS

Además, los volúmentes “Un armario lleno de sombra” y “La pobreza” recogen sus memorias. En “Un armario lleno de sombra”, primer volumen, se convierten en narración e historia. El resultado es este libro, unas memorias de infancia desde el momento en el que estalla la guerra civil española hasta el día antes de cumplir catorce años. “La pobreza”, segundo volumen de las memorias del poeta, es a la vez un autorretrato del artista como anciano y un fresco vivísimo de una sociedad atenazada por la miseria moral.

Todos estos libros han sido publicados por el sello editorial Galaxia Gutenberg.

Gamoneda, entre los mayores poetas del siglo XX, según Jorge Riechmann

Haz un click para leer poemas y una entrevista con Jorge Riechmann en elmercuriodigital.com

‘Jannick y Antonio’, una fotografía de José Ramón Vega

‘Jannick y Antonio’. Fotografía de José Ramón Vega.

Gamoneda en la web del Festival Internacional de Poesía de Medellín

Haz un click…

Gamoneda en el número de verano de la revista Librújula

Así se anuncia en las redes sociales el último número de la revista Librújula:

“Llena tu mochila de libros con Librújula. En nuestro número del verano te proponemos más de 50 lecturas, te llevamos al Japón literario y te traemos los libros de viaje de este siglo XXI.
Y no conformes con eso, te acercamos a Clara Sánchez, Víctor del Árbol, Javier Azpeitia, Almudena Sánchez, Fernando Clemot, Antonio Gamoneda, Gil de Biedma/Juan Marsé y Mr. Berlanga.
Con la portada de @pablo.caracol
¡Este verano lee Librújula!

Búscanos en las librerías y quioscos.”

“Caen sílabas negras”, una exposición de Julia Llerena que se apoya en versos de Gamoneda, Valente y Juarroz

‘Caen sílabas negras’, exposición de Julia Llerena en la Galería Sabrina Amrani (Madrid). Serie de bordados sobre lino, 2021.

Por LUISA ESPINO / El Cultural,

Siempre me ha fascinado de Julia Llerena (Sevilla, 1985) su capacidad de transformar los objetos más insignificantes en armónicas composiciones. Tiene una sensibilidad especial para dar forma al caos, algo así como una arquitectura del desecho. Comenzó trabajando con materiales que recogía en su camino a la facultad, en un trayecto en el que la imagino parando aquí o allá obnubilada con aquellas pequeñas cosas en las que muchos no reparamos –un trozo de metal oxidado, una botella hecha añicos…– y que ella convierte en eso otro que hemos llamado arte.

El trabajo de Llerena ha ido creciendo sobre este impulso, depurándose y sumando nuevos elementos. A esa primera fase de derivas le siguió otra más cósmica (aún), con el universo como tema central de instalaciones, vídeos y fotografías y, en los últimos tiempos, una preocupación por el uso del lenguaje y su representación. En realidad, sus nuevas creaciones siguen siendo marcadamente arqueológicas, solo que ahora su materia prima son las palabras de otros. Con ellas ha construido Caen sílabas negras, su primera exposición en la galería Sabrina Amrani, apoyándose en los versos de Antonio Gamoneda, José Ángel Valente y Roberto Juarroz, transformando sus poemas en espectogramas bordados en tres piezas textiles que articulan el espacio con sus serpenteantes movimientos.

La selección de estos autores no es casual, le interesa de ellos sus reflexiones sobre el lenguaje, el vacío, la materia, la fragmentación, elementos medulares también de su obra plástica. (…)

JULIA LLERENA / EXPOSICIÓN
Caen sílabas negras
Galería Sabrina Amrani (Madera, 23. Madrid)
Hasta el 24 de julio

Rubén Pujante Corbalán se alza con el XXI Premio Gerardo Diego de investigación literaria por un ensayo sobre Gamoneda

El ensayo titulado Vértigo y luz. Sublimidad y sinestesia en el ciclo de senectud de Antonio Gamoneda, del investigador Rubén Pujante Corbalán, se ha alzado este 22 de junio de 2021 con el XXI Premio Internacional Gerardo Diego de investigación literaria, que se ha fallado en Santander.

El jurado ha concedido el premio por mayoría a la obra ganadora que “propone soluciones originales para el conocimiento de esta etapa a través de dos visiones: las formas de sublimidad y el fenómeno de trasposición sensorial o sinestesia y su función como música dentro de imaginario de Gamoneda”.

El jurado ha destacado “la metodología de análisis tan original empleada para analizar una determinada y concreta etapa de la obra de un poeta”.

Se trata de un estudio “muy exhaustivo” —Pujante Corbalán realizó su tesis doctoral sobre Gamoneda— que será publicado por la editorial Pre-Textos.

Rubén Pujante Corbalán es licenciado en Filología Hispánica y Máster en Formación del Profesorado de Educación Secundaria por la Universidad de Murcia. En Francia ha cursado los estudios del Máster 2 ETILA (Études Ibériques et Latino-Américaines), en la Université Rennes 2.

Ha realizado su tesis doctoral sobre la poesía de Antonio Gamoneda y ha publicado entrevistas y ensayos sobre el Premio Cervantes 2006.

Como docente, ha sido auxiliar de conversación en centros de la enseñanza secundaria francesa; entre 2012 y 2016, ha ejercido como lector de español en la Université Rennes 2.

Tras pasar una década enseñando e investigando en Francia, actualmente reside de nuevo en España, donde es profesor de francés en la Educación Secundaria y colaborador de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Publicaciones:

  • Por una noche de amor (y otras historias), de Émile Zola. Traducción y postfacio de Gonzalo Gómez Montoro y Rubén Pujante Corbalán. Ed. Funambulista, 2016.
  • Chejov / Gorki Correspondencia. Traducción: Rubén Pujante Corbalán. Ed. Funambulista, 2016.

“Yo, sin ojos”. Dos sonetos de Gamoneda en una obra de Julia Llerena (CAAC, 2021)

“Yo, sin ojos” (2020), una pieza de Julia Llerena sobre dos sonetos de Gamoneda.

“Yo, sin ojos” (2020) es el título de esta pieza de la artista andaluza Julia Llerena (Sevilla, 1985) que se puede contemplar estos días en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), dentro de la exposición colectiva Escultura expandida (concebida como una celebración de las reinvenciones que ha vivido este ámbito a través de un estimulante diálogo entre creadores consagrados –Louise Bourgeois, Pepe Espaliú, Soledad Sevilla o Cristina Iglesias– y jóvenes artistas).

La pieza de Julia Llerena, concretamente, se articula a través de tensos cables de acero horizontales que, a modo de versos, reproducen dos sonetos de Antonio Gamoneda, recreando el verbo del Premio Cervantes a través de pequeños objetos encontrados por la artista en su vida cotidiana.

Julia Llerena toma el título para esta obra, “Yo, sin ojos”, de un verso de los dos sonetos de Gamoneda recreados en la pieza:

MÚSICA DE CÁMARA

I

Si pudiera tener su nacimiento
en los ojos la música, sería
en los tuyos. El tiempo sonaría
a tensa oscuridad, a mundo lento.

Mezclas la luz en el cristal sediento
a intensidad y amor y sombra fría.
Todavía silencio, todavía
el sonido no tiene movimiento.

Pero llega un relámpago; se anudan
en los ojos lo bello y lo potente.
La fría sombra se convierte en fuego.

La belleza y el ansia se desnudan.
La música se eleva transparente.
Oh, sonido de amor, déjame ciego.

II

Yo, sin ojos, te miro transparente.
En la música estás, de ella has nacido;
de este grito de luz, de este sonido
a mundo amado luminosamente.

Y yo escucho después –agua creciente–
a la música en ti: todo el latido,
todo el pulso del aire convertido
a tu belleza, a tu perfil viviente.

Tumba y madre recíproca, del canto
orientas a tus venas la agonía,
y tus ojos asumen su potencia.

Oh prisión de la luz, después de tanto,
ya veo en el silencio: la armonía
es tu cuerpo, tu amada consistencia.

ANTONIO GAMONEDA
(Ambos sonetos están publicados en el libro colectivo “Sonetos para el siglo XXI”. VVAA. Ediciones Vitruvio, Colección Baños del Carmen nº 672. Madrid, 2017)

Gamoneda participará en el centenario del nacimiento de Waldo Santos en Zamora

Zamora homenajea a Waldo Santos —poeta, abogado y experto en cante jondo, fallecido en 2004— en el centenario de su nacimiento, a través de actividades y charlas previstas para junio, julio y agosto. El jueves 24 de junio de 2021, en las aceñas de Cabañales, junto al río Duero, varias figuras de la cultura popular zamorana, entre ellas Miguel Manzano, recordarán a la figura del poeta con danzas de paloteo y música folklórica zamorana.

El jueves 1 de julio tendrá lugar una Mesa redonda —a las 19:30 horas, en el Museo Etnográfico— para comentar la vigencia de la poesía de Waldo en el siglo XXI. Intervendrán: el Premio Castilla y León y Premio Cervantes, Antonio Gamoneda, el director de la revista Rocamador y premio Fray Luis de León, Marcelino García Velasco, el profesor y poeta Pablo García Malmierca, el accésit 2020 del premio Jaime Gil de Biedma, David Refoyo, y el pintor y muralista zamorano Antonio Pedrero. Su participación estará moderada por el investigador del CSIC sobre el teatro español del siglo de Oro y director durante 27 años del Festival de Teatro de Almagro, Luciano García Lorenzo.

También están previstas dos rutas literarias por la ciudad con lectura de los poemas de Waldo Santos y las emisiones de poemas recitados por Waldo, con comentarios de Manuel Ángel Delgado, profesor e investigador literario.

En agosto, se expondrán varias ilustraciones de los libros de Waldo en la sala de exposiciones de La Alhóndiga.

  • Más información, AQUI

Gamoneda, en el libro asturiano ‘Instantes’ a favor del Banco de Alimentos

Haz un click…

Gamoneda, en el libro de entrevistas ‘Entornos de la traducción: poéticas, narrativas, sociedad’ (2021)

Entornos de la traducción: poéticas, narrativas, sociedad
Javier Gómez Montero & Víctor Bermúdez
Red Europea de Traducctores // Castrillo de los Polvazares; 2021, 274 págs.

‘Entornos de la traducción: poéticas, narrativas, sociedad’ es un libro al cuidado de Javier Gómez Montero y Víctor Bermúdez, editado por el ‘Taller de Traducción Literaria, Seminario de Lenguas y Literaturas Románicas de la Universidad Christiana Albertina’ de Kiel (Alemania), que reúne entrevistas realizadas a un total de 18 autores que han participado, durante los últimos 14 años, en los “Encuentros de Traductores” celebrados en la localidad leonesa de Castrillo de los Polvazares.

El libro se abre con dos preliminares justificativos:

En el primero, ‘Itinerarios de una obra’, Javier Gómez Montero señala que “durante las catorce ediciones hasta la fecha de los encuentros de traductores y escritores en la localidad maragata de Castrillo de los Polvazares la prensa de la región se ha hecho amplio eco de la presencia de los afamados Hommes et femmes de lettres que recalaban unos días en las cercanías de Astorga para lanzar o ultimar proyectos de traducción de literatura española a otras lenguas europeas…”. También recuerda Gómez Montero que “en convencionales diarios de papel o en la prensa digital fueron así publicándose, desde el año 2006 hasta la actualidad de este 2019 en curso, un amplio abanico de entrevistas de las que aquí se reúnen, apenas reelaboradas, las más significativas”.

En el segundo de los preliminares, ’Entornos de la traducción’, Víctor Bermúdez, aborda brevemente los problemas teóricos y prácticos de la traducción y las posiciones a este respecto de los autores entrevistados.

Los autores entrevistados están agrupados en cuatro apartados:

Traducción:
con entrevistas a Miguel Sáenz, Carlos Fortea, Antonio Colinas, Jaime Siles, Lawrence Schimel.

Poéticas:
con entrevistas a Clara Janés, Luis Alberto de Cuenca, Antonio Gamoneda, Luis García Montero, Andrés Sánchez Robayna, César Antonio Molina, Pedro Provencio.

Narrativas:
con entrevistas a José María Merino, Chema Sarmiento, Manuel Rivas, Andrés Martínez Oria.

Sociedad:
con entrevistas a Luis García Montero, Antonio Gamoneda, Jesús García Sánchez, Javier Gomá Lanzón.

Gamoneda con la periodista Olga Rodríguez

Imagen capturada del muro de FB de Olga Rodríguez.

La foto fue tomada el pasado martes 8 de junio de 2021, en el transcurso del homenaje a los presos franquistas que tuvo lugar en el Parador de San Marcos (León), al que asistieron Antonio Gamoneda y Olga Rodríguez de Francisco, entre otras personas.

“Gamoneda, 90”, un artículo de Luis Algorri

Haz un CLICK en la imagen para leer el artículo…

GAMONEDA, 90

Por LUIS ALGORRI
(Artículo publicado en la sección de Opinión del diario vozpopuli.com, el 11-6-2021)

El premio Princesa de Asturias de las Letras, que tanto tiempo y tanto esfuerzo costó llenar del prestigio que ahora tiene, se lo han dado a Emmanuel Carrère y eso está muy bien, pero Antonio Gamoneda acaba de cumplir noventa años en plena lozanía, y eso son palabras mayores. (…)

  • Sigue leyendo el artículo AQUÍ

“Una patria es, amigos, un país CON justicia”, un verso de Gamoneda bien y mal reproducido

Fragmento de la noticia de la agencia Ical, con el verso equivocado, en el diario La Razón. Haz click…

La noticia de la agencia ICAL (8-6-2021) sobre el homenaje a los presos franquistas que ha tenido lugar en el Parador de San Marcos (León), antaño campo de concentración franquista, contiene un ERROR que ha sido reproducido en todos los medios de comunicación que se han hecho eco de ella (ponemos como ejemplo al diario La Razón, sobre estas líneas, aunque hay más), ya que se cita mal un verso de Antonio Gamoneda puesto en boca del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero (que se sabe el poema de memoria como ha demostrado en ocasiones).

La agencia Ical ha cambiado una sola palabra, la preposición CON, por la preposición SIN, modificando sustancialmente el contenido del verso, cuyo original es este:

Los versos originales. Haz click…

El diario leonés La Nueva Crónica ha subsanado el error en su página web, nada más darse cuenta:

Antes:

Fragmento de la noticia sin corregir en La Nueva Crónica.

Después:

Fragmento de la noticia corregido en La Nueva Crónica. Haz click…

La explicación está en que los medios de comunicación no han podido cubrir directamente el acto “por motivos de seguridad y limitación de aforo” en el Parador de San Marcos. Y los medios de comunicación han recurrido al teletipo de las agencias, ante la imposibilidad de enviar periodistas propios al acto para dar fe de lo que allí ocurría y se decía. Y alguna agencia, en este caso Ical, no captó bien ese verso.

En el diario digital ileon.com esta noticia, que aparece firmada por el periodista C. J. Domínguez (comprometido en temas de memoria historia), reproduce el verso original, sin la equivocación:

Fragmento de la noticia en ileon.com. Haz un click…

El mismo periodista, C. J. Domínguez, firma la noticia en eldiario.es:

Fragmento de la noticia en eldiario.es / Haz un click…

En el Diario de León (donde la noticia no aparece firmada) se recoge el verso original:

Fragmento de la noticia en Diario de León. Haz un click…

En La Vanguardia el verso está bien reproducido y la noticia aparece firmada por la agencia Europa Press:

Fragmento en La Vanguardia / Europa Press. Haz un click…

— — —

En el homenaje a los presos franquistas del campo de concentración de San Marcos también participó Antonio Gamoneda.

Antonio Gamoneda en el Faro de Vigo

Portada de El Faro de Vigo del 5-6-2021.

Página dedicada a Gamoneda en El Faro de Vigo del 5-6-2021.

El artículo de J. C. Iglesias publicado en La Nueva España, el pasado

Antonio Pereira, Elena Santiago, Victoriano Crémer, Antonio Gamoneda

De izquierda a derecha, Antonio Pereira, Elena Santiago, Victoriano Crémer y Antonio Gamoneda.

Foto de una foto en la Casa Museo Antonio Pereira.

Primera traducción de ‘Blues castellano’ al inglés, por Benito del Pliego & Andrés Fisher

Portada del libro.

Antonio Gamoneda, “the greatest living poet in the Spanish language” according to Raul Zurita, is the author of ‘Blues castellano’. Translated into English by Benito del Pliego and Andrés Fisher, ‘Castilian Blues’ is forthcoming in a bilingual edition at Quantum Prose.

Antonio Gamoneda, “el mayor poeta vivo de la lengua española” según Raúl Zurita, es el autor de Blues castellano. Traducido al inglés por Benito del Pliego y Andrés Fisher, Castilian Blues se publicará en edición bilingüe en Quantum Prose.